REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Durante el primer mes de aislamiento social por el coronavirus, más de 5 millones de personas perdieron sus empleos y seis de cada 10 familias vieron reducidos sus ingresos, en algunos casos en más del 50 por ciento.

Así lo advierte la encuesta Encovid19, elaborada por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad de la Universidad Iberoamericana.

Graciela Teruel, directora de dicha institución, indicó que de acuerdo con los resultados de la encuesta, entre 5.2 y 8.1 millones de personas reportaron haber perdido su trabajo, ser «descansada» o no poder salir a buscar trabajo por la contingencia.

Esta cifra, expuso, significa una tasa de desocupación de entre 8.1 y 13.2 por ciento que afecta, sobre todo, a la población de entre 25 y 34 años de edad, seguido por el grupo de entre 18 y 24 años.

La especialista dijo que, según el ejercicio estadístico levantado en marzo vía telefónica, los más propensos a perder su empleo son las personas más pobres y las que se encuentran en la informalidad.

«Estas medidas de distanciamiento afectan principalmente al sector servicios, con altos niveles de informalidad, y en ausencia de un sistema de protección social, así como de un seguro de desempleo, hace que estos sectores y esta población sea la más vulnerable», advirtió.

En materia de ingreso, agregó, 61.6 por ciento de los hogares reportó que en marzo obtuvo un ingreso menor con respecto al mes anterior, y de ellos, en uno de cada tres hogares dicha reducción fue del 50 por ciento o más.

Teruel indicó que aunque la caída promedio del ingreso de los hogares mexicanos fue del 48 por ciento, en los que se ubican en los estratos económicos más bajos ascendió al 54 por ciento, mientras que en los hogares de los estratos más altos fue del 40.9 por ciento.

La especialista dijo que en el 25.3 por ciento de los hogares se pensaba que a alguno de sus integrantes le reducirán su ingreso en el mes de abril, en tanto que en el 46.4 por ciento se consideraba probable o muy probable que esto sucediera en las próximas semanas.

Explicó que al momento de levantar la encuesta, a mediados de marzo, 45 por ciento de los hogares reportaba tener recursos para cumplir con la Jornada de Sana Distancia hasta el día 30 de dicho mes.

Según la ex consejera del Consejo Nacional de Evaluación de las Política de Desarrollo Social (Coneval), reportaban requerir 6 mil 558 pesos mensuales para sobrevivir durante la primera etapa del confinamiento social.

No obstante, indicó que si se utiliza la media establecida por las mediciones de pobreza, la cifra que requeriría cada familia para cumplir con las medidas de confinamiento hasta el mes de abril ascendería a 5 mil pesos.

Como consecuencia de la pérdida de empleo y la caída de los ingresos, agregó, la inseguridad alimentaria aumentó en sus tres modalidades: leve, moderada y severa.

Detalló que la inseguridad alimentaria como consecuencia de la crisis sanitaria fue de 27.9 por ciento, lo que la ubica por niveles superior a la registrada durante la crisis de 2008-2009, cuando llegó a 24.8 por ciento.

Esto, agregó, sin contar a los hogares con menores de entre 0 y 11 años de edad, en donde aumentó al 33.8 por ciento.

La epidemia del coronavirus, advirtió, también ha afectado la salud mental de la población.

De acuerdo con la encuesta, el 32.4 por ciento reportó síntomas severos de ansiedad como resultado del aislamiento social, las presiones económicas y la incertidumbre.

Estos síntomas afectan en mayor medida a las mujeres y a los adultos mayores de entre 65 y 81 años de edad de los estratos socioeconómicos medios y bajos.

La especialista indicó que también se encontraron síntomas de depresión en el 27.6 por ciento de la población, afectando más a las mujeres que a los hombres y de manera especial a las personas adultas mayores, sector en el que el 39 por ciento reportó síntomas.

«Terminamos diciendo que los más vulnerables en esta crisis parecen ser, otra vez, los más pobres. Esto tendrá importantes repercusiones en términos de la desigualdad y términos del aumento de las inequidades», alertó.

Por: Martha Alicia Martinez Paredes


Los comentarios están cerrados.