CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM

MORELOS. Ante la pandemia del COVID-19, el presidente municipal, Eduardo Duque Torres, informó que al menos 80 por ciento de la población que sale a trabajar a Zacatecas, Calera de Víctor Rosales y Fresnillo, fue enviada a su casa y, por tanto, se quedó sin ingreso seguro para llevar a sus familias.

Ante este hecho, el alcalde reprochó, una vez más, a la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (JIAPAZ), pues el principal reclamo que su administración recibe es que en este tiempo de contingencia aún tengan que pagar las altas tarifas del agua potable aprobadas por el Consejo, que no tuvieron reversa, ni mucho menos oportunidad de condonaciones.

El alcalde consideró “inaceptable” que en esta pandemia se aplicara el incremento al servicio “tan indispensable, sin tener marcha atrás, eso no se vale; en Morelos salieron los recibos muy caros”, dijo, al hacer referencia de que las condiciones del municipio no son iguales a Guadalupe o Zacatecas.

Sin embargo, el presidente municipal dijo que está entre la espada y la pared, pues, por un lado, si quisiera salirse de la JIAPAZ, la gente no paga el agua, así, al menos el organismo corta el servicio a los deudores, pero, de igual manera, si se queda, deben tolerar “arbitrariedades” como el último aumento.

Expuso que este reclamo lo sabe el Consejo y se lo expresó tanto al titular de la junta, Benjamín de León Mojarro, y al alcalde de Zacatecas, Ulises Mejía, pero dijo que él solo no puede contra el resto de los integrantes, para pedir que tengan consideración de la gente que se quedó sin trabajo.

Duque Torres dijo que “no se vale que los del organismo estén entretenidos en aplicar los aumentos de los que recibe “bastantes quejas”, sólo porque Benjamín de León “se montó en su caballo y ahí va jineteando a todo dar”, al igual que hizo en su momento Ulises Mejía Haro, “atendiendo lo que le dijeron más arriba, tornando el tema como político”, pues recordó que fue él quien primero sugirió el aumento al servicio de agua; “no se vale que abusen” pues el problema “se recrudece con esta contingencia”.

De igual manera, el alcalde reprochó que todavía les cobren rebombeo cuando están usando agua de los pozos de Morelos, mientras “la gente no tiene recursos para pagar”.

Recordó que del municipio la única comunidad que no está integrada a JIAPAZ es Noria de Gringos, que también padece un problema complejo pues la tarifa aquí es de 30 pesos mensuales y ahí viven muchos políticos como ex presidentes municipales y hay muchos que adeudan hasta 10 años del servicio.

El alcalde recordó que hubo un proyecto del Fondo Minero por aproximadamente 18 millones de pesos para según perforar dos pozos nuevos, pero uno lo hicieron en Guadalupe y salió hechizo mientras en Morelos solo se hizo una rehabilitación y se suponía, dijo, que era para abastecer principalmente a Hacienda Nueva y Las Pilas, pero el agua se va para Zacatecas y Guadalupe.

En tanto, la gente de estas localidades, si bien les va, reciben el agua por “tandeos muy largos” de cada cuatro días, pero casi siempre tienen agua una vez por semana. Una vez más, el problema se agudiza con la pandemia del covid-19.

Ante ello, el alcalde de Morelos le exigió a su homólogo de Zacatecas “que arregle sus fugas”, pues por las redes viejas hay muchas fugas de agua que el resto de los municipios que pertenecen a la JIAPAZ tienen que pagar.

Aseguró que en varias ocasiones le ha pedido a Benjamín de León que le entregue el listado de la nómina del organismo, ya que ha sugerido que se recorte la nómina y los gastos, pero no ha tenido respuesta por parte del funcionario; también le ha reportado con fotos en manos los vehículos que se utilizan de mala forma, usándolos hasta para ir a las tiendas, mientras de León dice que tienen muchos gastos.

Recordó que él despidió a una persona porque se demostró que no hacía nada y lo compensaron llevándolo a la JIAPAZ donde se ocupa solo de hablar por teléfono, “yo necesito hacer cosas malas porque a lo mejor me premian con un buen puesto; si hago cochinadas me aplauden y me sientan en un buen puesto”, pero recordó que él no es de esas personas y por eso denuncia lo que considera que está mal. “Se supone que estamos para ayudar a la gente que nos puso, no para fregarla”, por ello, insistió en que no se vale que sigan los altos costos del agua potable en esta pandemia.


Los comentarios están cerrados.