MIRIAM SERRANO / NTRZACATECAS.COM
MIRIAM SERRANO / NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Las empresas mineras ya tienen listos sus protocolos de sanidad para reanudar actividades de forma segura este primero de junio, ante la contingencia sanitaria por el COVID-19, informó Francisco Quiroga Fernández, subsecretario de Minería del gobierno de México.

Al declararse la emergencia sanitaria, la minería, además de otras actividades económicas de Zacatecas, no fue incluida como esencial, así que se ordenó, mediante decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la suspensión de operaciones durante abril.

El ordenamiento se alargó a mayo, sin embargo, este lunes se publicó un nuevo decreto que incluye al sector, junto con el automotriz y de la construcción, como actividades esenciales, por lo que podrán reactivarse el próximo mes.

En entrevista con NTR, Francisco Quiroga resaltó que, desde febrero, la Subsecretaría de Minería del gobierno federal, en coordinación con las empresas, inició el desarrollo de protocolos de sanidad para garantizar la operación segura.

Los lineamientos se presentaron desde marzo, sin embargo, se han ido modificando y se encuentran en su cuarta versión, para incorporar nuevas disposiciones, según la evolución de la pandemia y el aprendizaje de la misma, además de recomendaciones de las autoridades de salud.

Quiroga Fernández explicó que estos protocolos fueron la base sobre la que los corporativos generaron planes de operación muy específicos; éstos toman en cuenta particularidades, como ofrecer transporte al personal que vive en comunidades para evitar unidades públicas, así como condiciones de trabajo en líneas, comedores, baños, entre otros sitios de las instalaciones.

Las empresas se reportaron listas desde hace semanas. Con la confirmación del nuevo decreto, desde el 18 de mayo y hasta el 1 de junio, todas las empresas que estén acreditadas podrán reiniciar, previa aprobación de las autoridades sanitarias.

El Consejo de Salubridad estableció un límite de 72 horas para dar respuesta a las empresas, que ya empezaron a notificar sus disposiciones, y con base en este proceso se autorizará o no la reanudación.

El subsecretario de Minería precisó que, para el arranque y por la naturaleza del sector, se requiere una reactivación gradual a través de distintas etapas, desde la extracción hasta el beneficio; por el momento, se está en el periodo preparatorio, calibrando motores y con pruebas en bombas, entre otras acciones operativas.

Además, las empresas ya tratan con los sindicatos para acordar turnos de trabajo, porque de inicio será una operación reducida, sólo con actividades sustanciales y todas aquellas que puedan hacerse desde casa, a fin de que el regreso sea cauteloso.

 

Sindicatos, en acuerdo

Francisco Quiroga informó que, este martes, se reunió con líderes de los principales sindicatos mineros para informarles cuál es la situación y acordar un reintegro seguro, priorizando la salud de los trabajadores.

En la videoconferencia, estuvieron Javier Villarreal Gámez, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Minero-Metalúrgica CTM; Carlos Pavón Campos, del Sindicato Nacional Minero-Metalúrgico Frente, y Pedro Haces Barba, de la Confederación Autónoma Nacional de Trabajadores y Empleados de México (CATEM).

Además, participó Ismael Leija Escalante, del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Conexos, quien resaltó el apoyo de Quiroga Fernández y que se reconociera la importancia del sector en la generación de 370 mil empleos directos y 2.3 millones de indirectos en todo el país.

Resaltó que, de manera indirecta, “la pandemia es una oportunidad para demostrar el valor que tiene la minería para el país y para todo el mundo, ya que es una industria fundamental para la fabricación de equipo e implementos médicos, en la que se utilizan metales y minerales, con lo que se convierte en una rama importante para el sector salud”.

Los gremios de Leija, Villareal y Pavón están aglutinados en la Unión Nacional de Sindicatos Minero-Metalúrgicos y Metal-Mecánicos de México (UNASIM), presidida por el tercero y que agrupa a 10 organizaciones con más de cien mil obreros, 90 por ciento del total de mineros y metalúrgicos. La CATEM, por otra parte, reúne a 700 mil afiliados de diversos sectores.


Los comentarios están cerrados.