NOTIMEX
NOTIMEX

México.- En el marco del Día Internacional de la Biodiversidad, el doctor José Fernando Villaseñor Gómez, catedrático de la Facultad de Biología de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), destacó la importancia de la diversidad biólogica de México y por qué es urgente frenar su deterioro y pérdida.

A nivel nacional existen 142 especies de plantas confieras, 21 mil 876 de plantas con flores, mil 028 de helechos y 982 especies de musgos; de ellas 55, 51, 24 y 11 por ciento son endémicas, respectivamente.

En cuanto a fauna, hay 864 especies de reptiles, 361 de anfibios, 535 de mamíferos, mil 096 de aves, 419 especies de insectos y cinco mil 579 de arañas; de ellas, 57, 48, 31, 11, 94 y 32 por ciento respectivamente se encuentran exclusivamente en territorio mexicano.

A través de la conferencia «La Biodiversidad de México», el especialista aclaró que ésta abarca todos los tipos de especies que existen de plantas, animales, hongos y microorganismos; lo que se conoce como diversidad de especies biológicas.

Esas especies forman parte más conjuntos que interactúan con el medio ambiente y forman los ecosistemas, los cuales conforman lo que se considera como paisajes; estamos hablando de diversidad ecosistémica y de paisajes, dijo. La biodiversidad también incluye todos los procesos ecológicos y evolutivos que se dan a nivel de genes, especies, ecosistemas y paisajes.

“Si nosotros pensamos qué desayunamos o qué estamos vistiendo en este momento, nos podemos dar cuenta que mucho de lo que utilizamos viene de nuestros ambientes naturales y forma parte de la buodiversidad”, señaló el doctor en la charla organizada por Jóvenes en Acción por la Tierra y disponible en redes sociales de Youth in Action on Earth.

México es uno de los 17 países megadiversos; se considera así ya que forma parte de un grupo muy selecto de naciones que poseen la mayor cantidad de diversidad de animales y plantas, casi el 70 por ciento de la diversidad de esos organismos la encontramos en esos países.

Villaseñor Gómez subrayó que para algunos autores el grupo está integrado por 12 países: México, Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Congo, Madagascar, China, India, Malasaia, Indonesia y Australia. Otros autores han incluido a Estados Unidos, Sudafrica, Filipinas, Venezuela y Papúa Nueva Guinea.

El maestro precisó que la diversidad biológica tiene tres atributos: la composición, que nos dice qué especies están presentes y cuántas hay; la estructura, la cual señala la abundancia de las especies, cómo se conforman los ecosistemas y sus relaciones; y la función, que conlleva los procesos ecológicos y evolutivos.

Agregó que México también se considera megadiverso por su cultura, ya que el uso y la domesticación de plantas y animales ha contribuido a la riqueza natural. En la nación se hablan 66 lenguas indígenas y es uno de los principales centros de domesticación en el mundo.

 

Crisis de la biodiversidad y cómo evitarla

El investigador resaltó que a nivel mundial hay más de 28 mil especies en riesgo, de acuerdo al Libro Rojo que presenta la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Según a la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, más de dos mil 600 especies se encuentran en alguna categoría de riesgo en México.

Mencionó que esta crisis es la pérdida acelerada de la variedad genética, de especies y de ecosistemas. Y la principal causa de este deterioro es la pérdida de hábitats; en México se ha perdido alrededor del 50 por ciento de los ecosistemas naturales (principalmente de selvas, pastizales, bosques nublados y manglares).

La segunda causa son las especies invasoras. Otro factor importante es la sobreexplotación; la extracción de individuos de una población a una tasa mayor a la de su reproducción, cuando esto sucede la población disminuye (es el caso de muchas especies animales que por ello se encuentran en peligro de extinción).

Villaseñor precisó que esta disminución de diversidad se relaciona también con la contaminación, el aumento de sustancias químicas en el ambiente. Las actividades industriales, agrícolas, ganaderas y urbanas contribuyen a la polución.

“Finalmente el cambio climático es importantísimo porque es el efecto que más ha tenido impactos en el momento y se deriva en parte de la concentración de gases de efecto invernadero (…) lo que tiene un efecto importante en la distribución de ecosistemas y especies”.

Para conservar la biodiversidad, el profesor de la UMSNH recomendó informarse, conocer sobre las causas de pérdida y sobre alternativas para disminuir la huella ecológica. También unirse a grupos de la sociedad civil o de gobierno para apoyar el trabajo de conservación de la naturaleza.

Llamó a consumir responsablemente y pensar cómo reducir el impacto (caminar más, no desperdiciar alimentos, evitar los empaques, usar transporte amigable, etcétera). Así como producir responsablemente; no desperdiciar energía o agua y evitar el uso de productos desechables.

“El conocimiento de esta biodiversidad y nuestra responsabilidad como especie pensante que ha sido lo suficientemente inteligente para modificar nuestros ambientes, nos pone como responsables más importantes de su conservación, nosotros al ser parte de esa biodiversidad y al depender completamente de ella debemos cuidarla”, expresó el doctor.

 

Por Mario Rivera


Los comentarios están cerrados.