ZACATECAS. El vocalista de la Banda Jerez, Marco Flores, acudió con los músicos que desde hace un mes tocan en cruceros y avenidas de la capital por falta de trabajo, para entregarles apoyos alimenticios, en una aglomeración en la que se omitieron las medidas de prevención contra el COVID-19.

Montado en su caballo, el también ex candidato a la gubernatura por el Partido Encuentro Social (PES), llegó al crucero del bulevar cercano a la zona de supermercados, con más de 200 despensas para repartir entre músicos, limpiaparabrisas y payasos que se encontraban en los semáforos del lugar.

El arribo del cantante provocó el de más personas que obviaron una de las principales recomendaciones durante la pandemia: la sana distancia; unos con cubrebocas, otros no, algunos acompañados de niños, saludaron y abrazaron al intérprete, recibieron los apoyos y escucharon el tamborazo.

Marco Flores defendió que se trataba de una acción “de buena voluntad”. De inicio, la dinámica consistiría en que el intérprete cantaría junto con los músicos para incentivar a los conductores a que les dieran monedas, pero el alboroto a media vialidad limitó el flujo vehicular.

Elementos de la Dirección de Policía de Seguridad Vial (DPSV) optaron por cerrar el paso frente a la colonia Tres Cruces con sus motocicletas, y redirigieron a los vehículos por el bulevar metropolitano.

Sin portar uno, Marco Flores dio un mensaje sobre la importancia de usar cubrebocas y acatar las recomendaciones de salud. Además, reviró las críticas a su convocatoria, al argumentar que “se satanizan las cosas, observando lo negativo”.

Al primer golpe de la tambora, el jerezano comenzó a bailar y cantar en la calle, donde algunas personas le siguieron el paso. Apenas tras una canción, repartió las despensas en éste y otros puntos de la vialidad.

Un joven interceptó al vocalista de la Banda Jerez para cuestionarle por la multitud de personas; el público respondió con gritos de: “te mandó el PRI”.

Nancy Flores, regidora de la capital y hermana del cantante, increpó al inconforme y le pidió “respeto”, al justificar que se trataba de una “buena acción”.

El paso vehicular permaneció cerrado durante 30 minutos, tiempo en el que ninguna autoridad se acercó, hasta que las personas se retiraban, e incluso, los músicos ya guardaban sus instrumentos para irse también.

Marco Flores pidió que se “apoye a los músicos si se los encuentran y a todas las gentes que pasan un trago amargo por el desempleo y las necesidades”.

“Yo invito en mis redes sociales a la gente a que se quede en casa, pero me responden: quédate en la mía, güey, donde no hay nada que comer. Ayúdenlos”, insistió.

Fotos: Hugo Leandro


Nuestros lectores comentan

  1. Que sujeto tan irresponsable. No le importa sacar ventaja de la desgracia ajena, con el fin de ganar gracia a su desagradable imagen. Eso no lo hizo en su tierra porque no lo dejaron.

  2. Pinchis autoridades negligentes, solapando las acciones de este ignorante patán. Cerrar las calles para dar paso a que se cometan actos tan aberrantes los hace igual o peores de pajones, ignorantes y nacos. No se puede esperar mucho de este tipo de entes. Aclaro, ENTES, porque de gente no tienen nada los perros.