REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Para tratar de abatir el déficit de 76 mil médicos especialistas que tiene el País, el Gobierno federal otorgará 30 mil becas para estudiar en el extranjero.

El anuncio fue realizado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien recordó que este es otro de los rezagos heredados de pasadas Administraciones.

En conferencia, explicó que no sólo faltan médicos especialistas, sino que México carece de instituciones y capacidad suficientes para preparar a los médicos que se requieren para atender las necesidades de la población.

Aunque reconoció que aún no han conseguido los fondos para financiar los estudios en el extranjero, el Mandatario adelantó que podrían ser coordinados por el Conacyt.

La intención, detalló, es que el País cuente con suficientes especialistas al cierre de su sexenio o en el arranque del próximo Gobierno federal, en 2024.

Acompañado de miembros del Gabinete que han estado al frente de la estrategia para combatir el Covid, López Obrador informó que quienes tengan acceso a esa beca, deberán regresar a México a laborar en el sector salud público, para retribuir los apoyos.

«Hasta 30 mil al extranjero, ya se tiene la voluntad, vamos a conseguir el presupuesto, pueden ser manejadas por el IMSS, el ISSSTE, el Insabi o Conacyt, 30 mil becarios más del Conacyt con el propósito de irse a formar al extranjero y que podamos entregar antes de terminar el Gobierno o al principio del próximo», dijo.

«Se les va a becar para que pueden especializarse y de regreso un tiempo, no toda la vida, van a tener que trabajar en hospitales públicos para que devuelvan lo que el pueblo les va a dar, su posibilidad de especializarse, ese es el plan que se tiene».

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó que, al inicio de esta Administración se reportó un déficit de 200 mil médicos en el sector, de los cuales 123 mil son generales y el resto de especialidad.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, se necesita personal especializado en geriatría, pediatría ginecobstetricia, intensivistas, anestesiólogos e inhaloterapeutas, entre otros.

López-Gatell recordó que, al inicio de la pandemia por Covid-19, sólo se contaba con 2 mil 500 especialistas, por lo que fue necesario instrumentar un esquema piramidal para dirigir la atención con médicos que tenían algún tipo de conocimiento certificación en enfermedades respiratorias agudas.

Por: Claudia Guerrero


Los comentarios están cerrados.