REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la FGR está investigando la ejecución en Morelos de Alfonso Isaac Gamboa, ex funcionario de la Secretaría de Hacienda en el sexenio pasado, por su relación con los desvíos millonarios a las campañas del PRI, en la llamada «Operación Safiro».

Gamboa Lozano fue titular de la Unidad de Política y Control Presupuestario y brazo derecho del ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

«Este lamentable caso lo está atendiendo la Fiscalía, ya tienen ellos la investigación, la Fiscalía del Estado y también la Fiscalía de la República por esta posible relación con los sucesos de Chihuahua de desvíos de fondos.

«Te aclaro que también es reprobable que se le quite la vida a un ser humano, y más cuando tienen que ver otras personas, no solo es a él sino familiares, es algo que no debe de celebrarse de ninguna manera, eso no es justicia, es barbarie, es inhumano», señaló en conferencia.

El mandatario federal dijo que, en el caso de los desvíos del gobierno de Chihuahua a las campañas priistas, a su Administración le corresponden los trámites sobre la solicitud de extradición del ex gobernador César Duarte.

«Nosotros en ese tema, lo que nos corresponde y ya se han hecho todos los trámites, es lo de la solicitud de extradición del ex gobernador de Chihuahua.

«La Unidad de Inteligencia Financiera no tiene injerencia en este asunto, solo que la Fiscalía General de la República lo solicite, no podemos ser oficiosos y son casos que se tienen que manejar con mucha responsabilidad, evitar el escándalo», consideró.

Gamboa Lozano fue una de las cinco víctimas (dos de ellas mujeres) ejecutadas el pasado jueves en su casa de descanso en el Fraccionamiento Las Brisas, de Cuernavaca.

El ex funcionario federal era investigado por el gobierno de Chihuahua, acusado de operar junto con el ex secretario del PRI, Alejandro Gutiérrez, recursos federales para triangular a las campañas del tricolor en 2016 en Chihuahua, Veracruz, Tamaulipas y Sonora.

Según testimonios de ex funcionarios del ex gobernador César Duarte, desde Hacienda, Gamboa autorizó 250 millones para obras y proyectos inexistentes.

Después, el gobierno chihuahuense pagó a empresas «fantasmas» que triangulaban los recursos al PRI nacional, encabezado en ese entonces por Manlio Fabio Beltrones.

Por: Claudia Guerrero


Los comentarios están cerrados.