KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Colectivos feministas coincidieron en que la nueva campaña del gobierno federal en contra de la violencia contra la mujer, “Cuenta hasta 10”, no resuelve la violencia ni ayuda a entender el verdadero problema que viven las familias en México.

María Luisa Sosa Torres, presidenta de la Asociación Olimpia de Gouges, aseguró que esta campaña “no sirve para contener el grado de violencia ni las formas en que se está presentando”.

La también integrante del colectivo Nosotras, de la Red Plural Feminista y del Frente Nacional Feminista, refirió que “esta campaña es un refrito de una que se hizo en Televisa en los 80; es una campaña de hace 40 años, corresponde al momento donde la violencia familiar se empezó a hacer visible”.

Ejemplificó que es “como resolver un cáncer con una aspirina”, y agregó que otro de los componentes negativos de la campaña es que invita a la mujer a contar hasta 10, cuando “ni siquiera debiera existir esta necesidad de contar y sacar la bandera blanca”.

Informó que el colectivo nacional Nosotras Tenemos Otros Datos, del cual forma parte, trabajará en mostrar la realidad que se vive; “le señalaremos al gobierno federal que sus posturas y sus campañas no resuelven nada, y está incrementando la violencia contra la mujer”.

Mara Muñoz Galván, representante del Observatorio de Justicia y Derechos Humanos de las Mujeres y Niñas en Zacatecas, declaró que la campaña del gobierno federal forma parte de la negación del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para reconocer la violencia contra la mujer.

Dicho acto, denunció, se establece en un escenario de “suma preocupación por temas presupuestales que esto tiene; el hecho de negar un problema implica que el estado no asume la responsabilidad que tiene para implementar acciones eficaces, para su erradicación”.

Lo anterior, después de que la Secretaría de Gobernación (Segob) diera a conocer su nueva campaña, en la que, a través de spots y carteles, el gobierno pide a las familias que antes de que la violencia se apodere de ellas, cuenten hasta 10 y saquen la bandera de la paz.

Muñoz Galván aseguró que estas campañas contribuyen a la individualización de un problema que es estructural y sistémico; “no se les puede pedir a las personas que agreden, que dejen de agredir, por eso existe un marco legal y un sistema judicial en el país, en donde, según la ley nacional e internacional en materia de derechos de las mujeres, quien agrede comete un delito y es un criminal”, explicó.

“Con esta campaña, el gobierno federal y el presidente contribuyen al clima de impunidad que se vive en este país, porque solicitan paciencia a las víctimas y, por otro lado, solicitan a los criminales que se abstenga de cometer delitos”, concluyó.


Los comentarios están cerrados.