REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Apenas el pasado jueves 28, el Presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a sus seguidores vivir como decía Benito Juárez, en la justa medianía.

«Todos tenemos que reducir nuestras pretensiones en lo material, tanto a nivel individual tenemos que ahorrar, ser austeros, hacer a un lado el consumismo», dijo.

Y un día después pidió a los habitantes de Quintana Roo respetar Sana Distancia: «Paisanos no hay que relajar la disciplina para que no haya rebrote, porque si no, no salimos».

Pero Miguel Torruco, hijo del secretario de Turismo federal, no le hizo caso y organizó la noche de este viernes un baby shower para su esposa con la participación de una empresa de decorado -cuya actividad está prohibida por no ser esencial- y exhibiendo lujos y derroche.

Vino, champaña, chocolate embarrado en pañales ante decenas de invitados y conexión por zoom con otros tantos.


Los comentarios están cerrados.