Felipe Andrade Haro
Felipe Andrade Haro

Pandemia y aldehuela

 

Mientras el coronavirus sigue causando estragos en el mundanal mundo, en los distintos países se comienzan a preparar las estrategias para el regreso a la llamada Nueva Normalidad. Algunos ya permitieron a sus pobladores que salieran a la calle, algunas industrias reiniciaron sus labores, pero el mundo sigue pasmado sin que aun haya noticias claras sobre la creación de una vacuna que le dé en su mother a ese vicharajo que nos ha puesto de cabeza. Mientras, el desbocado Donald Trump sigue echándole la culpa a China de ser el culpable de esta pandemia, con claros fines electorales, en un país que se revuelve entre el odio racial y el discurso supremacista.

En México, también el gobierno federal se prepara para las siguientes etapas, aun y cuando algunos “científicos” siguen criticando las estrategias de la 4T. Ahí tienen el ejemplo de la destacada intelectual Paty Navidad, que ya nos ubica como una extensión más de China con la rata amarilla en medio (como identifica a Zacatecas). Claro que después quiso componerlo diciendo una sarta de idioteces propias de su capacidad y formación académica. Creo que, en este sentido, al Secretario de Educación Pública –Esteban Moctezuma– le faltó señalar que habrá un periodo de dos semanas para mandar a esta fauna a estudiar geografía nacional, matemáticas elementales y algo de lectura y redacción.

Mientras todo esto pasa, en nuestra Aldea las cosas no son iguales, ni diferentes, sino todo lo contrario. En el rancho las noticias son de tal magnitud que sorprenden por el altísimo nivel de conocimiento de la realidad que demuestran muchos aldeanos. Ahí tienen el caso de un cuate que dice que es artista, que valiéndole mother todo se montó a caballo e hizo un show (apoyado por las autoridades) para regalar despensas en plena vialidad. Valiéndole jefa y con el apoyo de personal de vialidad, se cerró la circulación para que el joven aldeano de Jerez hiciera sus panchos y recibiera el aplauso de su público. ¡Aplausos al aldeano!

Y ya encarrerados, nos desayunamos con la noticia de que un presidente municipal fue apañado por gandalla y remitido a la autoridad competente. Resulta que el presidente del municipio de Pánuco, andaba enchuchado porque no le han cumplido con la entrega de despensas para las personas de su municipio, por parte del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF), que preside honoríficamente la esposa del gobernador, Cristina Rodríguez. Después de muchas promesas, el presidente municipal (de nombre Abraham Castro Trejo) junto con un grupo de personas tomó las instalaciones del DIF. Al cabo de un rato llegó la chota y se lo cargaron junto con su señora esposa y otros cuates.

El boletín del gobierno del estado es de risa loca. Dice que el presidente y otras personas fueron ASEGURADAS por una presunta agresión sobre el personal del DIF y un adulto mayor. ¡Tómala barbón! Sí, mis cuates, así lo dijeron. Un adulto mayor que se encontraba trabajando en el DIF, en contra de las indicaciones de que no pueden chambear los adultos mayores. El chisme (raro en la aldea) corrió como reguero de pólvora y las versiones se multiplicaron. Según algunos compas, el presidente dijo varias veces su nombre cuando le preguntaron desde las oficinas qué quién era el del desmadre. “Abraham, Abraham”, respondió el presidente, lo que el adulto mayor que estaba adentro, al que su aparato auditivo ya le fallaba la pila, entendió “Abran” y como no quiso abrir se armó el San Quintín.

Al llamado de la jefa de las instituciones del DIF –según algunas versiones-, la policía llegó y cargó contra todos los malandros que se querían llevar las despensas que ya tenían nombre, apellido y logotipo. Los gandallas fueron asegurados y tratados perronamente como lo hace nuestro republicano y católico gobierno. Total, al rato que se le pase el coraje le mandaran no una, no diez, sino 100 despensotas para una mini campaña al vapuleado presidente municipal. ¿El fuero constitucional? Juar, juar, juar, juar. En la aldea, DIF mata Constitución. Así o más claro aldeanos.

¡SI QUIERES DESPENSAS, PRIMERO AGUANTA UNAS CACHETADAS!


Los comentarios están cerrados.