ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. A pesar del aumento en las remesas que se registró en el primer trimestre del año, para los próximos meses podrían disminuir por la crisis económica y social que atraviesa Estados Unidos, declaró José Juan Estrada Hernández, titular de la Secretaría del Zacatecano Migrante (Sezami).

Explicó que, aunque en el primer trimestre de 2020 Zacatecas recibió 288.20 millones de dólares, un aumento de 10 millones en comparación con el trimestre anterior, los próximos meses serán complicados para la población migrante.

Opinó que esta alza pudo ser impulsada por el tipo de cambio, pues los trabajadores migrantes no querían dejar en la incertidumbre a sus familias en México durante la pandemia.

Cifras preliminares del Banco de México (Banxico) muestran un acumulado en 2020 de 12 mil 158.51 millones de dólares, lo que significó un incremento de 12.69 por ciento con respecto al mismo periodo del 2019, sin embargo, al comparar marzo con abril, se observa una caída de 28.59 por ciento en las aportaciones.

Reconoció que el comportamiento del envío de remesas es cambiante y, con la nueva crisis social, más las consecuencias de la contingencia, la tasa de desempleo podría alcanzar el 20 por ciento en Estados Unidos.

Reiteró que las remesas van a tener una caída muy fuerte, porque el desempleo afecta más a la comunidad latina y a los mexicanos indocumentados, ya que les es más complicado conseguir trabajo.

Aseguró que los migrantes zacatecanos son una comunidad muy trabajadora, porque además de tener que pagar sus gastos personales, buscan dar bienestar a sus familias en México.

Explicó que, como los mexicanos son quienes más se mueven para trabajar en la industria de servicios, se estima que el 35 por ciento de la comunidad hispana está contagiada con COVID-19.

Precisó que el 18 por ciento de la población en Estados Unidos es latina, pero es difícil calcular cuántos zacatecanos están infectados en este momento.

Expuso que a pesar de que la economía estadounidense ha tratado de regresar a las actividades, las manifestaciones en 70 ciudades han afectado a los negocios por el vandalismo.

Afirmó que es una situación complicada la que se vive actualmente, con declaraciones desafortunadas del presidente Donald Trump, quien más que abonar al pacifismo, divide a la población.

Aseguró que estas situaciones de vandalismo radicalizado no permitirán una pronta recuperación, y la población migrante lo resentirá con una escalada en el desempleo.


Los comentarios están cerrados.