ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

Este lunes, las misas presenciales regresaron a las iglesias católicas de Zacatecas, bajo la indicación de que se realicen a 30 por ciento de la capacidad normal.

Después de tres meses de permanecer cerrado, el Templo de Nuestra Señora de Fátima reabrió sus puertas, para realizar nuevamente una ceremonia eucarística con fieles.

La primera misa fue a las 12 horas, acudieron, principalmente, matrimonios y personas de la tercera edad. Se implementaron diversas medidas sanitarias; además, personal de la parroquia se aseguró de que sólo ingresaran 25 personas.

El ingreso al templo fue por la puerta principal y, previo al inicio de la misa, se dieron instrucciones de sana distancia para que los presentes las atendieran.

Los fieles se distribuyeron con espacios considerables, donde sólo dos personas ocupaban las bancas indicadas, ya que la mitad no fueron usadas.

Durante su mensaje, el sacerdote aseguró que es necesario hacer oración por los enfermos y fallecidos, además de pedir a Dios, para que la pandemia pase pronto y se pueda regresar a la normalidad.

Al momento de la comunión, la hostia fue entregada en la mano de los fieles y el saludo de la paz se realizó solamente con un ademán.

El Templo de Nuestra Señora de Fátima informó que sólo se tendrán dos misas por día, la primera a las 12 horas y la segunda a las 19 horas.

 

El regreso será gradual

El obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, declaró que los templos se prepararon desde semanas antes, para la apertura gradual y en coordinación con la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ).

AEspecificó será un regreso gradual, por lo que en la Catedral Basílica sólo habrá una misa a las 7 de la tarde, a la tercera parte de su capacidad, y cada templo pondrá sus horarios semanalmente.

Expuso que el equipo como gel y cubrebocas lo ha adquirido la Diócesis de Zacatecas con apoyo de los municipios y gobierno del estado.

“Está repartido porque nosotros no hemos tenido ingresos en tres meses y no pudiéramos solventar los gastos, la Iglesia vive de lo que da la gente y al no haber celebraciones no hay ingresos”.

 

Fotos: Hugo Leandro.


Los comentarios están cerrados.