ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

RÍO GRANDE. Una enfermera del Hospital IMSS Bienestar en Río Grande denunció que fue discriminada por personal de Caja Popular Mexicana, quienes le negaron el acceso a la sucursal por ser trabajadora del sector salud.

“Me dijeron que por ser trabajadora de la salud no podía entrar a las instalaciones. Me preguntaron si había tenido síntomas y les dije que no, salió la gerente y me dijo que tenían una orden para no dejar entrar al personal del sector salud”, declaró.

A pesar de que no traía su uniforme, precisó que el empleado encargado del filtro sabía que era enfermera, por lo que no se le permitió el acceso para realizar un trámite por supuestas políticas de la empresa.

Este nuevo caso de discriminación hacia personal médico se registró este lunes 15 de junio en la sucursal de la Caja Popular Mexicana en la calle Luis Moya del centro de Río Grande.

La enfermera especificó que es socia de la caja financiera desde hace varios años y nunca le habían negado la entrada a ninguna sucursal, pero padeció la discriminación por el solo hecho de ser enfermera.

“La gerente salió y me dijo que verían la forma de atenderme, luego me dijo que por trabajar en un hospital no me podían atender dentro de las instalaciones”.

Aseguró que le aclaró al encargado del filtro que ella no trabaja en el área donde se atienden los casos sospechosos o confirmados de COVID-19, sin embargo, se le siguió negando el acceso.

“Si nosotros tuviéramos algún síntoma, por ética no saldríamos porque nosotros somos los que más tenemos cuidado y no vamos a exponer a la gente”, lamentó.

Casos de discriminación

María de la Luz Domínguez Campos, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), precisó que no serían competentes para atraer el caso por tratarse de una empresa privada.

Explicó que la CDHEZ lo podría canalizar al Consejo Nacional para Prevenir La Discriminación (Conapred), que tiene la competencia para investigar los casos de discriminación ejercidos por instituciones privadas.

Detalló que, en lo que va de la contingencia, la CDHEZ ha atendido dos casos de discriminación hacia enfermeras en el estado.

Recordó que el primer caso fue en abril, cuando en Jalpa un chofer de transporte público le negó el servicio a una enfermera por considerarla un riesgo de contagio.

Expuso que fue una situación grave que atentó contra la dignidad y los derechos humanos de la enfermera, por lo que se emitió una recomendación a la Subsecretaría de Transporte Público para que realizara una investigación.

El segundo caso se presentó en mayo, cuando una trabajadora del sector salud acudió al Centro de Justicia para Mujeres para denunciar y solicitar atención por violencia, pero se le negó la atención personalizada.

Sobre este caso, Domínguez Campos explicó  que se solicitó que se le diera la atención jurídica y psicológica requerida. La investigación sigue en curso para emitir las recomendaciones necesarias.

Reiteró el llamado para que la población, las instituciones públicas y las privadas no discriminen al personal que trabaja en hospitales y clínicas, pues la labor que realizan debe ser reconocida y revalorada por la sociedad en general.


Los comentarios están cerrados.