KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

Alrededor de 50 pacientes oncológicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se han visto afectados por el desabasto de diversos medicamentos para la aplicación de quimioterapias, informó el Departamento de Comunicación Social del instituto en la entidad.

Sin especificar los nombres de dichos medicamentos, explicó que éstos forman parte de la compra realizada por Argentina, y que fue anunciado por el director general del IMSS, Zoé Robledo.

Aunque el medicamento ya se encuentra en el país, se encontraba “en proceso” ante la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris), para garantizar que los insumos importados cumplieran con los requerimientos de seguridad para su consumo.

Se espera que en dos semanas se cuente con la calendarización de entrega de los medicamentos.

 

Denuncian suspensión de quimioterapias

Pacientes con diferentes tipos de cáncer, que son atendidos en el Hospital General 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) denunciaron la falta del medicamento Gemcitabina desde hace dos semanas atrás, por lo que se les han suspendido las quimioterapias.

Uno de los afectados explicó que desde hace dos semanas han hablado por teléfono para ver si ya tienen el medicamento, a lo que el personal del hospital sólo les informa que aún no les ha llegado.

Ante ello, mencionó que la suspensión del tratamiento es una situación que le causa mucha preocupación, por el tipo de cáncer de páncreas que padece.

Agregó que, como alternativa, se le propuso al personal médico la compra del medicamento en algún lugar externo al instituto, y sólo apoyara en su aplicación, a lo cual se negaron en el nosocomio diciendo “no podemos hacer eso, porque nos metemos en problemas”.

La Gemcitabina es un fármaco de quimioterapia utilizado para tratar diferentes tipos de cáncer y debe ser aplicado por una enfermera en la unidad de día de quimioterapia, o durante una estancia en el hospital.

Su costo oscila entre los 3 mil pesos por gramo, gasto que están dispuestos a asumir los pacientes, para continuar con su tratamiento.

 

Más desabasto

La presidente de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC), Susan Cabral Bujdud, hizo un llamado a las autoridades federales para que garanticen el medicamento, para los tratamientos de cáncer.

Explicó que nuevamente hay complicaciones para la adquisición de este medicamento, debido a un desabasto nacional; “nuevamente entramos en crisis con la Ciclofosfamida, que no encontramos en ningún lado; ya buscamos en todo el territorio mexicano, y no la encontramos”, denunció.

Refirió que hace unos meses la asociación pudo comprar un pequeño lote de este medicamento a un costo muy elevado, razón por la cual se ha podido continuar con las quimioterapias de los niños, sin embargo, de no resolverse esta situación en una semana, se terminará la reserva con la que se cuenta.

“Si no llega la Ciclofosfamida, los niños tendrán que suspender el tratamiento. Tenemos máximo esta semana cubierta”, comentó.

En este sentido, agregó que también hay desabasto de Vincristina y Fosfomicina.

Otro problema son los altos costos de los tratamientos, lo cual pone en riesgo la continuidad de las quimioterapias, pues se corre el riesgo de que el tratamiento ya no funcione igual, lo que calificó como “una problemática grave”.

“La verdad es que estamos entrando en una crisis grave de desabasto de Ciclofosfamida, y si es verdad que el presidente la tiene, pues que la envíe a Zacatecas”, puntualizó.


Los comentarios están cerrados.