ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

Zacatecas combate el COVID-19 como uno de los estados a nivel nacional con mayor rezago en infraestructura hospitalaria, además de arrastrar un déficit en profesionales de la salud, de acuerdo con análisis hechos por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

En camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), para atender a pacientes graves que requieren atención constante, el estado se coloca entre los cinco con menos capacidad: mientras que el promedio en el país asciende a 119, en Zacatecas son 33, de las mil 32 que se contabilizaron en total.

Las camas en áreas de hospitalización, para tratamientos de medicina general y diversas especialidades, suman 999 en el estado, lejos de la media nacional: 2 mil 799, por lo que Zacatecas se encuentra entre las diez entidades más rezagadas.

Éstos son datos del Diagnóstico de Recursos Físicos y Humanos para Atender la Contingencia COVID-19 que, aunque considera que la reconversión hospitalaria aumentó las capacidades, pretende dimensionar la disponibilidad de recursos físicos y humanos con los que iniciaron las instituciones de salud en cada estado del país y municipios, para atender la crisis sanitaria.

México ocupa el penúltimo lugar de los 34 miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en camas disponibles por número de habitantes, con .70 por cada mil; en el país, Zacatecas está por debajo de ese promedio, al registrar .61.

Además de la infraestructura, el estudio del ITESM advierte que otro de los grandes desafíos que expuso la pandemia en el sistema de salud nacional fue la carencia de médicos, sobre todo especialistas y enfermeras.

El número de médicos en el estado se calcula de 1.46 por cada mil zacatecanos, apenas superando la media nacional, de 1.45.

Sin embargo, el déficit se acentúa en el personal de especialidades críticas, pues la entidad es la sexta con menos internistas, anestesiólogos y urgenciólogos; además, los porcentajes de neumólogos e infectólogos son mínimos, en comparación.

La concentración de enfermeros para contacto con pacientes también es reducida en Zacatecas; el estado ocupa el decimoprimer lugar con menor número, y la mayoría son auxiliares y de tipo general, otro tanto pasantes y especialistas, los menos.

 

Rezago en municipios

A nivel municipal, el atraso es más evidente. Ninguno de los municipios de Zacatecas cumple con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es tener entre 80 y 100 camas por cada diez mil habitantes

En gráficas de seguimiento a COVID-19 en las demarcaciones, el ITESM midió los recursos con los que cuenta cada una: la capital sobresale con el mayor número de camas de hospitalización del sector público, con 23 por cada diez mil habitantes.

Le sigue Calera, con 10; Fresnillo, ocho; Villanueva y Juan Aldama, siete; Jalpa, Trancoso y Loreto, seis; Nochistlán de Mejía, Río Grande, Jerez, Pinos y Guadalupe, cinco; Villa de Cos, cuatro; Ojocaliente, tres, y Sombrerete, con dos. Éstos son los municipios más equipados.

En cuanto a personal, a la cabeza con la mayor cifra de médicos generales y especialistas en instituciones públicas está igualmente la capital del estado, con 45 por cada diez mil habitantes. Después están Jerez, que tiene 22; Fresnillo, con 20; Loreto, 17; Trancoso y Guadalupe, 16.

Jalpa y Nochistlán cuentan con 14 de estos profesionales de la salud por cada diez mil personas; Juan Aldama, Calera y Mazapil, 13; Villa de Cos, 12; Ojocaliente, 11; Morelos, 10; Sombrerete, siete; en Tepechitlán, Pinos, Tepetongo y Río Grande hay seis en cada uno.

Destaca que Fresnillo y Guadalupe, pese a ser las demarcaciones más pobladas de la entidad, presentan mayores rezagos, tanto en infraestructura como en recursos humanos, que Zacatecas, e incluso que otros municipios de menores poblaciones.

Actualmente, Fresnillo (175), Zacatecas (131) y Guadalupe (108), en ese orden, son los que tienen las más altas cifras de residentes contagiados; por otra parte, Fresnillo (15), la capital (11) y Jerez (10) están en los primeros lugares en fallecimientos por COVID-19.

Los análisis del ITESM resaltan la emergencia sanitaria como “una oportunidad para revalorizar la salud como una inversión en capital humano”, pues recuerdan que no sólo influye el capital físico y humano, sino la asignación de recursos económicos, sistemas organizacionales y hábitos de cuidado entre las personas.

“Entre los estados existe una persistente desigualdad en la distribución de la infraestructura física y humana”, concluye el diagnóstico.

 

ESTADO
Camas UCI Camas en áreas de hospitalización Camas por cada mil habitantes Médicos por cada mil habitantes Casos positivos Muertes
ZACATECAS 33 999 0.61 1.46 712 86
MUNICIPIOS
Camas por cada

10 mil habitantes

Médicos por cada

10 mil habitantes

Casos positivos Muertes
CAPITAL 23 45 175 11
FRESNILLO 8 20 131 15
GUADALUPE 5 16 108 4
RÍO GRANDE 4 6 40 9
JEREZ 4 22 39 10
LORETO 6 17 37 7
CALERA 10 13 23 3

 


Los comentarios están cerrados.