REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Elementos del Ejército y de la Guardia Nacional (GN) tomaron el control de la seguridad en la Refinería de Salamanca, Guanajuato, tras las amenazas del capo José Antonio Yépez Ortiz, alias «El Marro».

El líder del Cártel de Santa Rosa de Lima amagó a las autoridades, y al Cártel Jalisco Nuevo Generación, con recrudecer la violencia en la entidad tras la captura de su mamá, familiares y operadores en una acción efectuada por las fuerzas federales el sábado pasado en Celaya.

Desde la noche del lunes se revisó y se resguardó con vallas todo el perímetro de la refinería «Antonio M. Amor», de Petróleos Mexicanos (Pemex), en Salamanca.

Fuentes oficiales informaron que además buscan ubicar a personal que pudiera estar colaborando con el cártel.

Resguardan cárcel

Fuerzas federales y estatales resguardaron el penal de Puentecillas, en Guanajuato, donde está detenida María Eva Ortiz, mamá de «El Marro».

En este mismo lugar se tenía programada ayer una audiencia ante un juez, luego que Ortiz fuera detenida el sábado en un cateo en el poblado de San Isidro Elguera, en el municipio de Celaya, junto a cuatro personas más.

Según reportes, el exterior del centro penitenciario fue controlado por decenas de elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado, la Guardia Nacional y el Ejército.

Las otras cuatro personas detenidas son Juana Erika «N» y Rosalba «N», presuntamente hermana y prima, respectivamente, de «El Marro», así como Marlene «N» y Jesús Emmanuel «N».

Estas cinco personas están acusadas por delitos contra la salud en su modalidad de posesión con fines de venta y su carpeta ya está judicializada, según la Fiscalía estatal.

En videos divulgados en redes sociales, Yépez Ortiz amenazó con recrudecer la violencia. Tras la captura de su mamá, de sus operadores y parte de su familia, lanzó un narcomensaje contra el Gobierno estatal.


Los comentarios están cerrados.