REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Si bien es cierto que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) puede aportar al desarrollo del País, no es una ‘herramienta mágica’, según expertos.

Para abonar al desarrollo mexicano, el T-MEC no es suficiente por sí solo, refirió Luis Foncerrada, economista en jefe de American Chamber of Commerce (Amcham) durante la sesión virtual y especial del seminario «T-MEC: retos y oportunidades para México».

«El T-MEC es un componente, sí necesario, pero no es mágico, no lo va a resolver (desarrollo) por sí solo, es necesario, poderoso si lo aprovechamos bien, pero no es suficiente. Si no agregamos otros componentes no tendrá los efectos que podría dar, ni los beneficios que podríamos tener», afirmó Foncerrada.

Por lo que se requiere inversión tanto en la construcción de empresas, pero también en aportar y desarrollar el talento de las empresas, agregó Foncerrada.

Asimismo, destacó que la certeza descansa en que los acuerdos pactados en el País se efectúen.

«Pero la inversión está fundamentalmente basada en la certeza de que los acuerdos se cumplan, escritos y no escritos y, sin duda, en la certeza de que los contratos se respeten y se ejecuten.

«La inversión, en ese sentido, depende de la certeza con la que se dé el cumplimiento de los acuerdos, de los contratos», detalló Foncerrada.

Respetar los contratos es uno de los principales elementos para impulsar la inversión, añadió.

«En un proceso de inversión ya hay riesgos suficientes como para tomar otro que puede ser el incumplimiento de las reglas, ése es grave y sin duda inhibiría fuertemente las decisiones. Creo que uno de nuestros principales retos será ése, garantizar que los contratos se respeten y que se ejecuten», resaltó el economista de Amcham.

Al respecto, Luis Rubio, presidente del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi), consideró que la certidumbre nace de las acciones del Gobierno.

«La economía no crece sin certidumbre y ésta proviene de lo que hace el Gobierno», coincidió Rubio.

El T-MEC se podría convertir en un factor determinante del desarrollo del País, sólo si hay una estrategia fundamental para aprovecharlo, por ello, se requieren políticas de continuidad para resolver las preocupaciones de las empresas, agregó Rubio.

Por su parte, la secretaria de Economía, Graciela Márquez, dijo que se puede cerrar la oportunidad de atraer inversión al País si no se le da seguimiento a las empresas que buscan relocalizarse en México y que producían en Estados Unidos, pero que con las tensiones comerciales entre el China y el país vecino del norte, están buscando estar más cerca del mercado estadounidense.

Por: Frida Andrade


Los comentarios están cerrados.