REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Como medida para prevenir los contagios de COVID-19, el Gobierno Federal trasladó a 389 internos del Penal de Occidente, Jalisco, a diversas prisiones de su jurisdicción.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) transfirió prácticamente a todos los reclusos al Centro Federal de Readaptación Social Número 17, en Michoacán, de acuerdo con informes consultados.

«Este órgano consultivo considera apremiante el traslado de las 389 personas privadas de la libertad que forman parte de la población penitenciaria, mismas que se encuentran libres de la presencia del COVID-19, siendo necesario su movimiento a diverso centro federal para evitar su contagio y el centro penitenciario al que se trasladen cuente con la infraestructura personal, recursos humanos y materiales que permitan el adecuado manejo de la epidemia que se vive con lo cual se garanticen los derechos humanos», solicitó el comandante Luis Fernando Mendoza Castellanos, encargado de la Dirección General del Penal de Occidente.

Esta es la transferencia más importante de reclusos que se ha llevado a cabo en el nuevo sexenio, de acuerdo con autoridades consultadas. Inició el pasado viernes y concluyó ayer.

Por: Abel Barajas


Los comentarios están cerrados.