ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM

RÍO GRANDE. Las tres principales parroquias de la cabecera municipal, que pertenecen a la Diócesis de Durango, iniciaron con misas presenciales después de tres meses de suspensión por la contingencia.

Los templos abrieron sus puertas después de que el obispo de Durango, Faustino Armendáriz Jiménez informara sobre el regreso gradual a las actividades religiosas.

El Templo de Santa Elena de la Cruz, El Señor de la Santa Veracruz y del Santo Niño, recibieron a los fieles desde el miércoles y programaron horarios de misas presenciales por día.

En tanto, el párroco de Santa Elena de la Cruz, Martín Gómez Rodríguez declaró: “nos preparamos de acuerdo a los protocolos que nos envió nuestro arzobispo, monseñor Faustino, así como los que nos hizo llegar el departamento de Regulación Sanitaria, a cargo de Enedina García Suárez, de la Jurisdicción Sanitaria”.

Detalló que se instaló un filtro en la entrada principal, operado por personal debidamente protegido y capacitado que revisó la temperatura y portación de cubrebocas, además de guardar la sana distancia.

“Estamos pidiendo la comprensión de nuestra feligresía, pues no podrán entrar menores de 12 años, ni personas de edad avanzada, por ser grupos vulnerables”.

Afirmó que el templo católico fue desinfectado y se realizan limpiezas de forma constante para que sea un lugar seguro.

“En las primeras misas tuvimos un aproximado de 50 personas por la mañana y algunas 60 por la tarde, obedeciendo al protocolo que nos marca que debe de ser el 30 por ciento de la capacidad total del templo”.

Reconoció que para las misas dominicales esperan que más personas puedan llegar y querer ingresar; sin embargo, se respetaran los protocolos con un límite de 60 personas.

Tras haber anunciado el arzobispo de Durango, monseñor Faustino Armendariz Jiménez, el reinicio gradual de las celebraciones en las distintas parroquias, los párrocos de las tres que existen en Río Grande, Martín Gómez Rodríguez, José Luis Badillo Rodríguez y Refugio Estrada Noris, así como el capellán del Templo Expiatorio del Santo Niño, José Armando Escalera, siguieron los protocolos necesarios para comenzar con las celebraciones presenciales.

Santa Elena de la Cruz serán a las 7, 9, 10:30, 12, 18, y 20 horas.

Templo del Señor de la Santa Veracruz, entre semana 8 y 19 horas, domingos 7, 11, 13, 18 y 20 horas.

Santo Niño entre semana a las 18 horas y los domingos a las 10:30, 13 y 21 horas.


Los comentarios están cerrados.