STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

CDMX. Como respuesta a la crisis ocasionada por la pandemia de Covid-19 en materia de dinámica laboral, la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre propone regular el teletrabajo para los empleados de dependencias y entidades de la Administración Pública Federal.

Al fundamentar una iniciativa que adiciona un nuevo Título Décimo Primero a la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, la coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en el Senado de la República destacó que la pandemia ocasionada por el Covid-19 ha orillado al mundo entero a replantear el futuro de las relaciones humanas y laborales, por lo que se hace necesaria la regulación del teletrabajo.

En este sentido, el documento presentado a la Comisión Permanente define el teletrabajo como los servicios realizados de manera remunerada, sin requerirse la presencia física del trabajador en la institución a la cual se encuentra adscrito, utilizando a las tecnologías de la información y la comunicación como parte de sus herramientas de trabajo y medio para el contacto con sus superiores y otros trabajadores.

Geovanna Bañuelos explicó que el objetivo de su propuesta es garantizar que quienes realicen esta modalidad de trabajo gocen de los mismos derechos laborales que quienes lo hacen presencialmente; así como garantizar que reciban un salario igual a quien realice funciones similares.

“Establecemos las obligaciones en materia de teletrabajo para los titulares de las entidades y dependencias de la Administración Pública Federal; así como para los trabajadores que realicen sus funciones en esta modalidad”, apuntó.

También se establece que corresponderá a la Secretaría de la Función Pública organizar y coordinar el desarrollo de las normas, lineamientos y políticas generales para la implementación de esquemas de teletrabajo para las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, para que los recursos humanos sean gestionados con los criterios de eficacia, legalidad y eficiencia.

“Para adaptarse al entorno actual, los gobiernos primero deben asegurarse de adecuar sus procesos, infraestructura y de que sus empleados tengan la capacitación y las herramientas para apoyar el trabajo remoto”, aclaró Geovanna Bañuelos.

Y resaltó que todo esto conlleva que las instituciones perciban la labor pública desde un nuevo enfoque de gestión, colaboración y cultura organizacional para que con ello puedan generar círculos virtuosos que incrementen la productividad y el bienestar de sus trabajadores.

“Considerando que, en el futuro, es poco probable que el mundo regrese por completo a las formas de trabajo previas a la pandemia por Covid-19, por lo que es necesario preparar al aparato organizacional del Estado para funcionar de manera efectiva ante este u otro tipo de amenazas”, concluyó la líder petista.


Los comentarios están cerrados.