REFORMA
REFORMA

La ausencia de un encuentro con miembros del Partido Demócrata durante la visita a Washington del Presidente de Andrés Manuel López Obrador, no debe ser interpretado como una falta de atención, aseguró la Embajadora de México en EU, Martha Bárcena.

Luego de que el miércoles pasado, López Obrador visitara la Casa Blanca para reunirse por primera vez con el Presidente Donald Trump, la diplomática mexicana dijo que es equivocado sugerir un mal gesto hacia los demócratas dado que lo breve de la visita no permitía hacer más.

«La visita del Presidente López Obrador fue muy corta, había un programa lleno», expresó Bárcena durante una videoconferencia organizada por el Atlantic Council a la pregunta expresa de por qué el mandatario mexicano no había sostenido una reunión con algún liderazgo demócrata.

Fuera de su presencia en los monumentos de Abraham Lincoln y de Benito Juárez en esta ciudad, López Obrador sostuvo una agenda limitada a la Casa Blanca donde sostuvo una reunión bilateral privada con Trump, una bilateral ampliada, un mensaje a medios y una cena con empresarios.

«Uno podría decir que (el Presidente) tenía algunas horas aquí y allá para un encuentro», dijo Bárcena. «Pero hay que tomar en cuenta que la visita ocurrió en medio de una pandemia. Y teníamos que seguir muy concretas y esenciales medidas sanitarias. No podíamos correr de un lugar a otro».

Desde fines de junio, cuando López Obrador anunció la visita, integrantes del Partido Demócrata criticaron su realización en medio de la campaña de reelección de Trump, pero este insistió en la relevancia del nuevo acuerdo comercial regional.

«En este momento (la visita) era para subrayar la entrada en vigor del T-MEC y para el encuentro de dos jefes de Estado por primera vez en persona. ¿Debe ser interpretado de que no les ponemos atención a los demócratas? Eso es totalmente equivocado», dijo la Embajadora ayer.

Una de las más abiertas condenas fue presentada por la bancada hispana demócrata en el Congreso de EU, pues consideraron que el encuentro entre ambos mandatarios era una manera de ocultar el manejo de la pandemia del coronavirus en EU.

Durante el seminario en el Atlantic Council, Bárcena estuvo acompañada por el Embajador estadounidense en México, Chris Landau, quien festejó la puesta en marcha de un acuerdo que, según él, tiene el potencial de atraer cadenas productivas de Asia hacia América del Norte.

Alejandro Gael Montiel Hernandez
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.