MIRIAM SERRANO Y ALEJANDRO CASTAÑEDA /NTRZACATECAS.COM
MIRIAM SERRANO Y ALEJANDRO CASTAÑEDA /NTRZACATECAS.COM

La intensa lluvia que cayó la madrugada de este jueves en la zona metropolitana causó afectaciones a familias que estuvieron en vela para no perder su patrimonio. En el cerro de San Simón y Villas de Guadalupe, la fuerza de la corriente entró a viviendas y ocasionó pérdidas materiales.

Residentes de la calle Villa del Abeto Rojo pasaron más de cinco horas sacando agua de sus casas e incluso tuvieron que contratar maquinaria para limpiar un predio desde donde llegó la inundación.

Ana María Aguilera explicó que a la 1 de la mañana el agua se metió a los cuartos, por lo que despertó a sus hijos, su esposo y sus padres para tratar de sacarla. La barda trasera de la vivienda da a un terreno baldío que fue la causa del problema; cerca de media hora después una parte del muro cedió y entró un chorro a presión.

La fuerza de la lluvia fue tanta que también el tinaco se cayó de su base y la tubería se reventó por completo, por lo que la familia terminó sin servicio de agua potable. En una ampliación del baño que está en construcción, quedó un boquete en el techo, por donde se deslizó agua y lodo a mayor velocidad.

Fue hasta las 5 de la mañana que la familia Aguilera logró disminuir la inundación y comenzó las labores de limpieza profunda, entre lodo y olores fétidos.

Los Ledezma Medrano también pasaron toda la madrugada sacando residuos de su hogar, donde todas las paredes se humedecieron y la filtración fue mayor. Aparatos de un pequeño taller de vidrios y cornisas se mojaron, además de muebles, colchas, zapatos, libros y otros artículos que estaban a ras de suelo.

Los niños sintieron miedo al pensar que el nivel del agua subiría más, pero sus padres los tranquilizaron, mientras un riachuelo se formaba al interior de su casa.

Habitantes de la zona se comunicaron para solicitar apoyo al Ayuntamiento de Guadalupe, de donde les contestaron que había trabajos por las afectaciones en diversas partes del municipio y después acudirían a la zona.

En tanto, los vecinos se organizaron para rentar máquinas que quitaran parte de la maleza, tierra y escombro del predio por el que hubo estragos en las viviendas. Cada familia aportó una cantidad, ya que el trabajo es por hora y calcularon que tendrían que invertir hasta 3 mil pesos en conjunto, para evitar mayores afectaciones.

 

“Así nos tocó”

Donde también sintieron los estragos de la lluvia fue en San Simón; sin embargo, ahí los habitantes, que duermen en casas con techos de lámina, aseguraron que “así les tocó vivir” y que están acostumbrados a los problemas climatológicos.

Una de las vecinas, quien prefirió no dar su nombre, afirmó que no tienen otro lugar a dónde ir y cada año, para tiempos de lluvias o frío, refuerzan sus cuartos con lonas, bolsas y plásticos, para aminorar las goteras. Durante la madrugada de este jueves, a ella se le mojó una cama, ropa y aparatos eléctricos, los cuales puso a secar con esperanza de extender su vida útil.

Para la tarde, otras personas también sacaban agua del interior de sus viviendas. En las calles que suben el cerro fueron evidentes los estragos, con la formación de arroyos que desembocaron en un barranco cercano a la avenida.

Alrededor están casas con lonas, bolsas negras y otros plásticos; se encuentran a sólo un metro de la orilla de la caída de agua. Algunas de estas construcciones no están habitadas, pero también son cubiertas para evitar que colapsen.

Sobre el vado que se forma en la avenida San Simón, trabajaban máquinas para remover el lodo y las piedras del arroyo que se formó por la lluvia, mientras que en el cerro las personas paleaban para tapar los baches.

Llaman a tomar precauciones

La Coordinación Estatal de Protección Civil (PC) alertó que, debido al huracán Cristina con categoría 1, durante las próximas 48 horas continuarán en territorio zacatecano lluvias fuertes, tormentas eléctricas y granizo.

Juan Antonio Caldera Alaniz, titular de la corporación, informó que derivado de las lluvias en la zona metropolitana, la noche del miércoles y madrugada de este jueves se presentaron encharcamientos y corrientes que entraron a viviendas.

Detalló que, en la capital, la precipitación fue de 48.5 milímetros y, en Guadalupe, de 41.8, con la presencia de tormenta eléctrica, por lo que hubo llamadas para solicitar apoyo en colonias del segundo municipio.

Protección Civil acudió a Villas de Guadalupe, Jardines de Sauceda, El Vergel, Villas de San Fermín, Bonito Pueblo, avenida Siglo 21, Conventos 1 y la comunidad Martínez Domínguez, donde se registraron daños, aunque se aclaró que no fue necesario reubicar a las personas.

En Zacatecas, informó, también hubo encharcamientos en el área conurbada, Lomas de Cristo y en la avenida San Marcos, provocados por el azolve de alcantarillas y drenaje que provocan basura y tierra acumuladas.

Ante la advertencia de más lluvias, Juan Antonio Caldera llamó a la población que vive en lugares de alto riesgo, o cerca de arroyos, identificar partes altas o posibles refugios temporales con los departamentos de Protección Civil municipales.

Recomendó mantener la documentación oficial en bolsas de plástico para evitar su destrucción, cuidar especialmente a menores de cinco años y adultos mayores y, de preferencia, no salir si se presenta tormenta eléctrica.

También, si se conduce y sorprende la lluvia, no transitar por vialidades encharcadas, usar luces intermitentes, no circular donde hay árboles y estar al pendiente de los informes de condiciones meteorológicas que se puedan presentar.

En redes sociales, el gobernador Alejandro Tello Cristerna expuso que, ante el inicio de la temporada de lluvias, las autoridades atienden eventualidades en todo el estado. “Mantengo comunicación permanente con los alcaldes y PC, a fin de coordinar los recorridos de supervisión que realizan”, afirmó.

Llamó a la ciudadanía a que se comunique al Sistema de Emergencias 911 para reportar cualquier contingencia. Además, instruyó a las dependencias estatales a mantenerse en alerta, para responder “de manera oportuna”.

 

Atienden a afectados

El Ayuntamiento de Guadalupe informó que el alcalde Julio César Chávez Padilla acudió al fraccionamiento Villas de Guadalupe, donde se registraron las mayores afectaciones por las lluvias.

Acompañado por funcionarios encabezados por el secretario del Municipio, José Saldívar Alcalde, quien es también el coordinador del Gabinete de Seguridad y Protección Civil, el primer edil recorrió las calles donde hubo más daños.

Chávez Padilla se comprometió a trabajar en coordinación para prevenir más afectaciones por las contingencias climatológicas, toda vez que recalcó la importancia de no tirar basura, escombro y otros residuos que puedan agravar el problema, por tapar el alcantarillado.

Hace un par de meses, la Dirección de Obras Públicas, junto con los vecinos, trabajaron para desazolvar una alcantarilla y limpiaron un canal que conduce al arroyo que corre atrás de la calle Villas del Vergel, donde se registró el mayor número de casas afectadas. “Sin estas acciones, el daño habría sido mayor”, coincidieron habitantes y autoridades.

Desde la madrugada de este jueves, elementos del Sistema Municipal de Protección Civil auxiliaron a damnificados de Villas de Guadalupe, Jardines de Sauceda y otros puntos de la ciudad donde también hubo reportes; sacaron lodo de viviendas y cocheras y, con maquinaria, se limpiaron las calles.

Se mantendrá un monitoreo y labores de limpieza en un puente, sobre el arroyo que atraviesa la carretera federal y llega a la comunidad de Martínez Domínguez, para evitar la acumulación de basura y otros residuos.


Los comentarios están cerrados.