REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. La senadora panista Xóchitl Gálvez anunció este viernes que la semana próxima presentará una denuncia relacionada con el proceso de licitación de 49 mil toneladas de acero del cancelado aeropuerto de Texcoco.

«La verdad es que este caso huele mal, más bien diría yo, apesta. Fue increíble cómo casi de manera unánime todas las empresas, reclamaron que había un tema de corrupción. ¿Por qué? Porque la empresa ganadora no entregó un documento que era clave para la licitación, que es el que no tiene conflictos de interés», planteó.

A juicio de la legisladora hidalguense, la empresa ganadora –Grupo Gilbert Estructuras en Acero– incurre en un conflicto de interés porque es una empresa que está trabajando en el nuevo aeropuerto de Santa Lucía.

«Entonces, se puede pensar que va a comprar un acero de segunda para venderlo como un acero de primera; o sea, sí suena raro, suena mal. Esta empresa debió haber sido descalificada; además, no ofreció el mejor precio para el gobierno», dijo.

«Yo yo voy a poner una denuncia el próximo lunes, estoy juntando todas las pruebas; saben que no me gusta nada más ir y meter un escrito, sino realmente sustentar y si hay elementos pues que la Función Pública investigue, proceda y se revierta el fallo de este concurso».

Integrante de la Comisión Anticorrupción, la senadora dijo que le parecía inconcebible que el Gobierno haya decidido desmontar lo que iba a ser un aeropuerto de primer mundo.

«Me da mucho dolor, pero si ya lo van a desmontar porque ya es una decisión tomada, pues que no haya corrupción», sostuvo.

«Y sí pinta a que la corrupción está brotando donde quiera: es como cuando hay una inundación y sale de las coladeras el agua; pues así siento que está brotando la corrupción un día sí y otro también. ¿Por qué? Porque este gobierno ha sido muy opaco, ha sido poco transparente. La mayoría de las asignaciones de contratos, son por adjudicación directa, y cuando hay licitaciones pues son como estas, a modo».

En su edición de este viernes, REFORMA informó que siete de 13 empresas que participaron en la licitación para vender 49 mil toneladas de acero del aeropuerto cancelado en Texcoco se inconformaron con el fallo y, a gritos, algunas de ellas acusaron de corruptos a los funcionarios del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) cuando se anunció el resultado.

El contrato para desmontar el acero del NAIM fue ganado por Grupo Gilbert Estructuras en Acero, que presentó una oferta por 197.4 millones de pesos por el material. La empresa presume en su sitio de Internet como su principal «obra en proceso» al Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL).

Por: Mayolo López


Los comentarios están cerrados.