Felipe Andrade Haro
Felipe Andrade Haro

El Rey busca alianzas

 

Había una vez un Rey medio torpe, pero en el fondo (muy en el fondo) sentía que era buena onda. Ésta es una de tantas historias.

SEGUNDO ACTO. El Rey sigue en cuarentena, pero preocupado.

ESCENA VI

─Rey: ¿Pero por qué tanta sandez? Yo jamás he intervenido en las elecciones. Bueno, digamos que no tanto, pero todos lo hacen ¿por qué yo no? Es mi obligación participar para que haya equidad en la contienda, ni más ni menos. Y si ganan mis gallos ¿qué méndiga culpa tengo?

─Barón de Salas: Buen día, milord. Le informo que saqué 9 en la materia de Gestión y Aplicación de Medidas para Prevenir la Inseguridad. Pronto tendré mi título de Master para gloria de usted.

─Rey: ¿Y a mí qué jijos me interesa? Te tengo para que resuelvas problemas inútil, no para que andes de farolón diciendo que pasaste una materia copiando. Te vi cómo respondías el examen final en línea. Todo te lo decía uno de los Guardias. El Chinicuil sabe más que tú.

─Barón de Salas: No me regañe, milord. Le juro que trato de hacer bien las cosas, pero nomás no salen como yo deseo. A mí se me hace que alguien me tiene mala voluntad y me tiene enechizado.

─Rey: ¡Enechizados mis tompiates! Me urge que te pongas en contacto con los dirigentes de los partidos cercanos a mí. Me deben muchos favores, y mucha lana, así que debemos de obligarlos a ir en alianza para ganarle al partido del monarca. Si les echamos montón a lo mejor les metemos un susto.

─Barón de Salas: ¡Perfecto, milord! Saqué 10 en la materia de Estrategia y Mercadotecnia Política y creo que pondré en práctica mis vastos conocimientos en materia de alianzas. Con los católicos del Partido Anti Natural no hay bronca y los del Partido del Reino Democrático menos, nos deben muchos favores. La otra morrallita solita vendrá a pedirnos de favor que los juntemos. Este asunto es pan comido, excelencia, le garantizo buena chamba.

─Rey: Pues más te vale, porque nomás no arreglas eso y te toca calabozo y te regreso a la secundaria.

Sale el Barón de Salas y se encuentra a la guardia en el patio del palacio.

─Barón de Salas: Oye, Chinicuil, ¿tienes un hermano en el Partido del Reino Democrático?

─Guardia 1: En primer lugar, me llamo Tranquilino, méndigo lambiscón. Y en segundo, debes de hablarme con respeto y de usted, que no somos iguales. Yo sí tengo 2 Maestrías y un Doctorado, pero como no conseguí mejor chamba porque no soy un lamebotas como ciertas personas, ando por acá para sobrevivir.

─Barón de Salas: No te enojes, amigo, te lo dije de cariño. Necesito que me ayudes porque El Rey necesita urgentemente que le arregle unas pláticas con algunos políticos, para frenar a los Morenos.

─Guardia 1: ¡Uyyyyyyyyyy, milagros, está cabrón! Ve y dile que arregle bien sus cuentas y que deje todo bien planchadito porque esta elección no la gana ni con la Lámpara de Aladino.

─Barón de Salas: Oye ¿y ese Aladino es bueno?

─Guardia 1: ¡Uta madre, con estos asesores menos va a ganar el panzón! ¿Sabes qué? Te voy a organizar una reunión con los partidos que quieres. Pero te va a costar una buena lana.

─Barón de Salas: No hay problema, te pago lo que quieras, pero me urge platicar con ellos ya.

─Guardia 1: De acuerdo. Hoy a las 6 pm nos vemos en la Taberna “SUMAR” para concretar la alianza anti 4T.

Se despiden y quedan de verse a la hora convenida en la taberna.

─Guardia 2: Oye, Chinicuil, ¿qué quería el Recámaras?

─Guardia 1: ¡Milagros! Igual que el panzón, quiere ganar las elecciones metiéndole lana a lo cabrón, como acostumbran. Ya ves que varios funcionarios andan a madres repartiendo lo que no es de ellos, pero se les está acabando el agua. Ya sólo les van a  quedar promesas, pero como están más cochinos que palo de gallinero, quieren juntarse con sus enemigos para echarnos montón.

─Guardia 2: ¿Eso creen? Juar, juar, juar. Ya dile al Barón Recámaras que todos los trabajadores del palacio estamos en la oposición y que ya prometimos nuestro voto a los Morenos. Ya se les acabó el negocito.

─Guardia 1: Deja le bajo una lana al Barón. Llévate al Canicón, al Chiricuto, al Sope y a la Rana a la taberna “SUMAR” hoy a las 6. Ahí le vamos a decir que son los líderes de las organizaciones políticas más importantes del reino y que nos enteramos de las chingaderas que andan haciendo, y qué van a hacer. Bien decía el Duque de Tarabilla “PARA CABRÓN, CABRÓN Y MEDIO”.

─Guardia 2: ¡Qué suave es ganarse una lana haciendo política! Qué bueno que no estudiaste en el Instituto Patrulla como otros. Juar, juar, juar.

¡COMENZAR A VIGILAR A LOS FUNCIONARIOS ES UN DEBER PATRIOTA!

 


Los comentarios están cerrados.