EN RESGUARDO

A propósito de las lluvias y los estragos que han causado en varios municipios del estado, los chismosos suspiraron por aquellos tiempos en que, recordaron, los funcionarios de altos rangos se ponían las botas y se ensuciaban hasta los pantalones al visitar a los afectados, hasta las comunidades donde estuvieran.

No sólo se acordaron del ex gobernador Ricardo Monreal, hoy coordinador de Morena en el Senado, durante sus faenas por las demarcaciones, sino que comentaron que incluso la señora, Amalia García, llegó a presentarse a sitios con daños. Pero, como advirtieron, eran otros tiempos, mientras que hoy todo se pretende resolver a boletín y tuitazo. Y ¡que vayan los de abajo!

 

PECADORES

Que no es de a gratis que Zacatecas ocupe el primer lugar a nivel nacional en extorsiones. Nomás que, ahora sí, reprochan en el pueblo, ya no hay respeto para nadie. Primero fueron los alcaldes, luego los secretarios estatales, quienes se percataron de que los delincuentes usaban su buen nombre (¿?) para sacar lana. Recientemente, la modalidad se extendió a las cámaras empresariales.

Ahora los reportes llegan ni más ni menos que a ¡la Diócesis de Zacatecas! Las autoridades eclesiásticas advirtieron de un nuevo modus operandi de los malosos, que ahora se valen del mismísimo obispo Sigifriedo Noriega para defraudar a la gente. Y ¿qué harán las de autoridades de seguridad? ¿O ya de plano sólo queda encomendarse?

 

ENÓJENLOS

Luego de que en la capital y Fresnillo presumieran aumentos para el personal de estas alcaldías, la Comisión Negociadora del SUTSEMOP ya le brincó al gobernador Alejandro Tello y es que la estrategia del estado, critican, parece ser hacérselas de larga o como que no los ven. La reunión para tratar las modificaciones salariales, que debió ser el 9 de julio, fue cancelada de último momento.

Al asegurar que andan “muy presionados por los trabajadores”, los sindicalizados acusaron falta de seriedad y respeto de las secretarías de Finanzas, de Jorge Miranda; de Administración, de Víctor Rentería, y General de Gobierno, de Jehú Salas. Y a quien más le preocupa el reclamo es a los operadores del PRI, quienes presumían que la burocracia, es decir que toooda Ciudad Administrativa (juran), sería su estructura electoral. Pero sin pilas no jala la cosa.

 

A LA GUINDA

Cuentan las serpientes que se va popularizando el estilo de Morena en los ayuntamientos (aprendido de otros) de mandar a volar a los funcionarios. Ya le armaron broncón al alcalde de Villa de Cos, Noé Torres, pues la ex (¿?) directora de Desarrollo Económico, Priscilla Romo, lo acusó de destituirla sólo de palabra, así como en Ojocaliente pasó con el también guinda Daniel López con la contraloría.

Por órdenes de Torres, en la dirección dejaron como responsable a una tal Olivia Castro quien, acusan, es también delegada del SUTSEMOP, pero se ahorra la licencia. Romo se queja porque le aplicaron la ley del hielo y dice que todos en el Municipio están amenazados con ser puestos de patitas en la calle también. Cada vez son más los que ven hacia 2021.


Los comentarios están cerrados.