Alberto Aguilar
Alberto Aguilar

Dilución de nacionales en Aeroméxico, Delta más y reconocimiento aquí reto

 

Más allá de la problemática que presentan miles de compañías por las secuelas de la crisis sin precedentes que enfrenta el país, el expediente de concurso mercantil lo van a evitar las que pueden.

Y es que bajo ese paraguas hay cantidad de expedientes que se han desahogado en el IFECOM que lleva Edgar Manuel Bonilla con vicios que han demeritado la opción.

Ahora mismo muchas buscan reestructurar o bien refinanciar con la buena voluntad de los acreedores para evitar los tortuosos procesos de 1995-1996.

Un asunto que ha llamado la atención es el de Aeroméxico que preside Javier Arrigunaga. Optó por el “chapter eleven” bajo la Ley de Bancarrotas de EU.

Amén de antecedentes como el de LATAM de Roberto Alvo o Avianca a cargo de Anko Van Der Werff, Aeroméxico reunía las condiciones. No debe impuestos, ni turbosina, hay acuerdos con los sindicatos y la caja se vació. Además el tribunal de NY es el idóneo para reestructurar sobre todo el arrendamiento de los aviones, 46% del pasivo.

Con la juez Shelley C. Chapman, abogada que en el pasado trabajó en Wall Street, el proceso de admisión duró 2 horas y en las siguientes 6 ya había medidas precautorias. El plan de reestructura deberá estar listo en 6 meses y se da por sentado que se van a regresar aviones porque la aviación tardará en recuperarse.

Un tema complicado para el equipo de Andrés Conesa será el reconocimiento del procedimiento en México. El Congreso en su momento no hizo su trabajo y muchos acreedores podrían sacar raja.

Claro que más allá de los inconvenientes lo importante será salvar una compañía que ya arrastraba serias dificultades y perdía participación de mercado.

Los accionistas nacionales de Aeroméxico han sufrido fuerte minusvalías y se sabe éstos ya no inyectarán más capital. Entre los socios apunte a Eduardo Tricio, Valentín Diez Morodo, Jorge Esteve, Antonio Cosío.

En ese sentido tras la reestructura, estos se diluirán más para que Delta de Ed Bastian tome mayor relevancia en el capital. En la ley de IED habría limitaciones, pero se cree que hay mecanismos para salvarlas.

Como quiera otra arista de los costos de la falta de un plan contracíciclo con consecuencias que se marcarán a futuro.

 

En riesgo leche para desayunos escolares

Para muchos alimentos la pandemia ha resultado una coyuntura favorable. Le platicaba del rubro de la leche en donde firmas como Lala de Arquímedes Celis o Alpura de Juan Bernardo Rojo debieron trabajar triples turnos. Sin embargo en este boom fíjese hay un dolor de cabeza por resolver. Se trata de las existencias de leche en bodegas que se utilizarían para los desayunos escolares. Es un producto etiquetado y no se puede vender. La SEP de Esteban Moctezuma deberá tomar decisiones ya que esos lotes tienen caducidad.

 

Español desciende y golpe sin red a QR

El Español de Barcelona descendió a la segunda división. No es la primera vez que sucede. El tradicional club hoy es propiedad de la firma china Rastar. Lo curioso es que para el gobierno de Quintaba Roo a cargo de Carlos Joaquín el asunto tendrá un impacto. Sucede que hay un contrato para anunciar la Riviera Maya en la camiseta de ese conjunto, mismo que inició en 2017 y vence en 2023. En el convenio no hay una cláusula de protección en caso jugar en otra categoría, lo que significa que continuará invariable el pago anual de un millón de dólares, pese a que el anuncio ya ni siquiera esta al frente sino en una manga del uniforme. Mal negocio.

 

En Cardiología pacientes en riesgo

En medio de los contagios del Covid-19 que no ceden, hospitales de especialidad como el Instituto de Cardiología que dirige Jorge Gaspar siguen impedidos de operar al 100% para lo que fueron creados. El riesgo es altísimo porque muchos pacientes tradicionales con problemas cardíacos están desatendidos.


Los comentarios están cerrados.