CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM

RÍO GRANDE. Por instrucciones de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que advirtió, de acuerdo con los pronósticos meteorológicos, abundancia de lluvias en diversas zonas del estado, el ayuntamiento emprendió el desazolve del Río Aguanaval, debido a que en varias partes estaba muy obstruido con jaral, hierba que crece a los costados de los cauces.

El presidente municipal, Julio César Ramírez, informó que recibió un oficio de la Conagua, en el que le solicitaban que, ante la presencia de lluvias “poquito fuertes”, el caudal del río podría verse rebasado ante el azolve, por lo que se le solicitó realizar limpieza para ganar terreno a las grandes corrientes, que también se veían obstruidas por basura y desechos.

Para acelerar los trabajos, explicó que pusieron en marcha las máquinas del ayuntamiento y se contrató los servicios de una empresa, cuyas horas laborables tendrán un costo de 500 mil pesos, a fin de acelerar las tareas.

El alcalde explicó que durante los últimos días se trabajó en la limpieza, tanto de hierba como de basura, además de que en una zona, incluso, se tuvo que escarbar metro y medio de altura para aumentar el caudal del río, ya que estaba azolvado en extremo.

En un mensaje dirigido a la ciudadanía, César Ramírez lamentó: “los errores de unos nos hacen batallar”; no obstante, dijo que su administración continúa trabajando para solucionar los problemas ocasionados por el mal uso del terreno del río, que debiera estar limpio y libre, por lo que pidió: “ayúdenos para no ensuciar tanto”.

Mediante mensajes, el alcalde fue respaldado por algunos ciudadanos, quienes expresaron: “la pésima costumbre de algunas personas de tirar basura en la calle [y alrededores del río]” y recordaron, debido a ello, incluso el puente se ve obstruido hasta “convertirse en un problema cuando llueve”, ante los constantes taponamientos del terreno.

Consideraron, además, que debiera realizarse una obra que permita liberar en algunas partes, el arrastre de la corriente cuando crece, para que no cause estragos en el municipio.

Además de agradecer por la limpieza de la zona, algunos habitantes pidieron, también, que se ponga más atención en algunos terrenos aledaños, en los que la gente recolecta escombros para emparejar; sin embargo, se están convirtiendo en un foco de infección que resulta más peligrosa, “ante la situación de salud que vivimos”, por lo que pidieron hacer la recomendación a los dueños de aplanar y mantener limpias ese tipo de áreas.


Los comentarios están cerrados.