ALBERTO MORONES / NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES / NTRZACATECAS.COM

Este domingo se dio el último adiós al bombero Álvaro Alfredo Rivera Hernández, mejor conocido como Chilo, quien fue integrante, por 28 años, de la corporación de Protección Civil (PC) y murió a causa de COVID-19.

Fue a las 9 horas cuando compañeros del Heroico Cuerpo de Bomberos acudieron al Hospital General del IMSS en los camiones y unidades móviles, en los que por décadas Chilose trasladó para dar servicio como paramédico o bombero en turno, para realizar un “toque de sirenas”, como despedida y agradecimiento a su labor humano.

Antonio Caldera Alaniz, director de PC Zacatecas, externó que Chilo siempre fue un guerrero que luchó sin miedo en todos los acontecimientos, como incendios y desastres naturales, donde se le requirió, muchas veces anteponiendosu vida por la ciudadanía.

“Lamentablemente, Chilo perdió la lucha con un enemigo invisible, siempre fue una persona muy querida, más de 28 años de servicio ayudando por solidaridad en ésta y otras causas”, narró.

Los bomberos formaron una valla y durante 15 minutos permanecieron en silencio, acompañando a los familiares, quienes se encontraban en espera de la entrega del cuerpo.

Mientras los bomberos despedían con el toque de sirenas a su compañero, algunos enfermeros y doctores se asomaron por las ventanas del hospital, aplaudiendo también al personal de PC, ya que han estado colaborando con los traslados de pacientes positivos de coronavirus.

Rivera Hernández ya tenía varios días internado en el nosocomio, pues su estado de salud se agravó por problemas de hipertensión.

Decenas de condolencias para la familia se sumaron a través de las redes sociales, así como para la Coordinación Estatal de PC, por el elemento caído.


Los comentarios están cerrados.