FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM

El gobernador Alejandro Tello Cristerna y el secretario de Salud, Gilberto Breña Cantú, anunciaron que “se prendieron focos rojos” por agotamiento de médicos y enfermeros que atienden a pacientes de coronavirus, pues “no hay” más disponibilidad de los primeros para contratar para Zacatecas.

Este lunes, al presentar el reporte semanal de COVID-19, las autoridades estatales enfatizaron que la entidad se enfrenta al riesgo de quedarse sin los profesionales de salud, por lo que reiteraron que la población debe acatar los lineamientos sanitarios para evitar que crezca el número de contagios.

“Hoy vemos un sector salud que puede colapsar. Son ellos quienes, en un grito desesperado, piden a la ciudadanía el respeto a las medidas”, puntualizó Tello Cristerna.

Según las cifras actualizadas, 420 trabajadores del sector contrajeron el virus, es decir 40 más que los que se reportó hace una semana, cuando fueron 380; además, se reportaron seis muertes: tres de médicos y tres de enfermeras.

“Se visualizan riesgos no en infraestructura, sino por capacidades del ser humano, de los médicos, que poco a poco se han ido agotando, algunos se han enfermado; prendemos focos rojos en el tema”, afirmó el gobernador.

Precisó que se ha detectado un “cuello de botella” en la atención debido a este problema. Aclaró que los trabajadores contagiados han sido sustituidos; sin embargo, insistió en que ya no hay disponibilidad para nuevas contrataciones.

Breña Cantú confirmó que la SSZ ha buscado personal, a nivel nacional, “pero no hay”. “Hemos visto contratar más médicos generales, pero la bolsa de trabajo se nos agotó, no hay más que quieran trabajar”, recalcó el secretario, por lo que llamó a instituciones y colegios a proporcionar datos de postulantes.

Para contrarrestar el problema, informó que el sector salud hará un nuevo esquema de trabajo para redistribuir a los trabajadores, pues recordó que mil 400 no están disponibles por pertenecer a los grupos vulnerables a la enfermedad.

Además, Gilberto Breña expuso que los contagios en el sector son de tipo comunitario. “No es que el personal de salud se haya infectado en su trabajo, la mayoría de los casos son transmisiones comunitarias es decir fuera de su centro de trabajo”, especificó.

Mayor ocupación

Ante el aumento de los casos activos, “el motor de la epidemia”, el titular de la SSZ subrayó que se detectó una mayor ocupación de camas desde el 17 de julio; en las cinco semanas recientes, preocupa que la hospitalización pasara de 75 a 150 pacientes, el doble.

Hasta este lunes, 101 camas generales y 49 con ventiladores estaban ocupadas, por lo que restaban 149 y 84, respectivamente, disponibles. Esto significa que, de los hospitalizados, 67 por ciento se reportaba estable y 33 por ciento graves.

La institución con mayor ocupación es el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con 61; seguido de la SSZ, 46; Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), 25; Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), 16, y hospitales privados, con dos.

Tello Cristerna y Breña Cantú reiteraron a estar prevenidos, acatar las medidas recomendadas y que, de presentar síntomas, acudir a realizarse la prueba para descartar el contagio, pues continúan los casos de pacientes que llegan graves y “sus pronósticos son muy malos”.

 


Nuestros lectores comentan

  1. María guafalupe

    Ya estable,va multa para las pers que andan por la calle sin cubre bocas y a las que traen niños si prote cion ya que están violentado el derecho de lo nn