REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El coordinador de diputados de Encuentro Social, Jorge Arturo Argüelles, acusó que el Partido del Trabajo compra legisladores para poder conseguir la presidencia de la Mesa Directiva a partir de septiembre.

Afirmó que sabe del ofrecimientos por 5 millones de pesos, a cambio de que legisladores de Morena o PES se cambien al Partido del Trabajo, el cual en las últimas semanas pasó de 36 diputados a 43.

«Estos sinvergüenzas vienen a tirar todo por la borda, son unos corruptos. Están ofreciendo dinero, puestos, candidaturas, cosas inverosímiles y ni siquiera tienen comunicación con el Presidente de la República, ni siquiera recibe a los líderes del PT, no tienen comunicación con él.

«Sería una barbaridad que llegaran a presidir la Mesa, sería una barbaridad que el Presidente tuviera que tratar con ellos, lo tendrían acorralado, extorsionado al Presidente y eso no lo podemos permitir», advirtió Argüelles en entrevista, luego de que la bancada anunció que no apoya al PT para que obtenga la presidencia de la Cámara.

Acusó que siguen las maniobras de la bancada petista para hacerse de cuatro diputados más, a fin de desplazar al PRI como tercera fuerza en San Lázaro.

«Lo que quiero es que nos dejen de molestar y si forman su Mesa, vamos a votar en contra, no estamos de acuerdo en que el PT presida de esa manera la Cámara, es un fraude a la ley y la gente», aseveró.

Con lo anterior el PT no lograría las dos terceras partes que se requieren para elegir al Presidente de la Cámara.

Afirmó que un legislador le confió que le ofrecieron los 5 millones de pesos y que hoy ya está en las filas del PT.

«Me dijo que le ofrecieron 5 millones, esa es la realidad, hay muchos diputados que tienen necesidad, que evidentemente estos sinvergüenzas se aprovechan de la necesidad de la gente para comprarlos, engordar sus filas, para conseguir de manera vulgar, ambiciosa la mesa directiva», manifestó.

Acusó directamente al coordinador del PT, Reginaldo Sandoval, como el operador de la compra de diputados y de ejercer presión para obtener la Mesa Directiva con artimañas que, dijo, van contra los postulados de la llamada Cuarta Transformación.

Señaló que ofrecieron ser diferentes y con acciones así tienen razón aquellos que no confían en el proyecto que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Advirtió que si el PT lograra quitarles más diputados al PES u otras bancadas, está dispuesto a pasarle al PRI parte de sus diputados para que puedan mantenerse por arriba de los petistas.

«No les tengo miedo, me dicen que tenga cuidado. Ya sé que son malos, que son mafiosos, que en las candidaturas impulsan a delincuentes, yo lo sé ¿eh? me ha tocado padecerlos en mi estado, que son violentos, que mandan matar gente, ya lo sé, no les tengo miedo, pero tengo que defender a mis diputados, a mi partido, al País y al Presidente», expresó.

Aclaró que no tiene por qué verse afectada la mayoría parlamentaria en San Lázaro, a pesar de la ruptura con el PT.

Descartó también que la coalición se debilite por el hecho de que el PRI llegue a presidir la Cámara, porque son mayoría para seguir impulsando las acciones del Gobierno federal.

«Lo digo bien claro, no estamos rompiendo con el Presidente, sino con el PT y mientras el PT esté sentado en la mesa, no estaremos en la mesa y no quiere decir que no estaremos en lo correcto», sostuvo Argüelles.

Se pronunció a favor de que se respete el acuerdo fundacional de la 64 Legislatura, donde los grupos parlamentarios acordaron la rotación de la Mesa Directiva entre las tres primeras fuerzas políticas, que son Morena, PAN y PRI.

«Que le pregunten al Presidente qué prefiere, si manobras de corrupción o el respeto a los acuerdos y la ley, yo ya sé la respuesta», planteó Jorge Arturo Argüelles.

Por: Claudia Salazar


Los comentarios están cerrados.