REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Estudios en México realizados con distintos fármacos revelaron que algunos tienen beneficios contra COVID-19, y otros no, indicó Simón Kawa Karasik, director general de Coordinación de los Institutos Nacionales de Salud, en conferencia de prensa.

De acuerdo con el experto el no mostró beneficios fue Tocilizumab, y en cambio puede ser de riesgo  porque causa inmunosupresión; puede reactivar infecciones como tuberculosis y empeorar el estado de pacientes con infecciones bacteriales activas.

El experto reprochó que hubo prescripción de este fármaco en el tratamiento de COVID-19 sin que hubiera evidencia de sus beneficios.

Dijo que es un fármaco muy caro, por lo que originó quebranto económico de familias que lo adquirieron.

Kawa precisó que otro estudio mostró que el fármaco remdesivir hasta ahora no ha resultado ser efectivo en reducción de mortalidad por COVID-19.

«Acortó el tiempo de recuperación…en adultos hospitalizados con COVID-19, pero no redujo la mortalidad», precisó.

Respecto a la hidroxicloroquina explicó que no hay evidencia de sus beneficios.

En cambio, destacó que están demostrados los beneficios de la dexametasona en pacientes hospitalizados que están graves.

El experto indicó que actualmente se realizan estudios con plasma convaleciente, así como otros fármacos.

Por: Natalia Vitela Paredes


Los comentarios están cerrados.