REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) consideró este martes que el pico de la pandemia llegará a México este mes.

En conferencia semanal, el subdirector del organismo de las Naciones Unidas, Jarbas Barbosa, señaló que, ante ello, se deben implementar medidas más eficaces de distanciamiento social.

«Instamos a todos los países a que analicen cómo las medidas de distanciamiento social pueden ser más eficaces, cómo pueden proteger a las familias pobres o a las personas que se encuentran en la economía informal de manera que puedan respetar las medidas de distanciamiento social», expuso al ser cuestionado sobre la situación de México.

«Estas son las medidas que se deben de incorporar en ciudades, provincias o estados donde todavía se están viendo números realmente altos de casos nuevos. De manera que el pico esperamos que ocurra ahora», añadió.

El experto brasileño aseguró que las medidas implementadas por la mayoría de los países en América Latina no fueron suficientes para lograr una tendencia a la baja de la transmisión del COVID-19.

Detalló que en Europa se tomaron medidas fuertes de distanciamiento social que sí lograron detener la transmisión a comparación de la región latinoamericana.

«El patrón de transmisión que tenemos en América Latina es distinto de lo que ha ocurrido en Europa. En algunos países de Europa como Italia, Alemania o Francia, tuvimos una explosión de casos muy fuerte, pero que con las medidas fuertes de distanciamiento social que fueron tomadas, esas medidas fueron muy efectivas para lograr, después de 4-6 semanas una tendencia de reducción de casos, por lo que se configuró una primera ola bien identificada», explicó.

«Y en América Latina la transmisión tiene otra dinámica. Las medidas adoptadas fueron importantes para reducir la velocidad de la transmisión, pero no alcanzaron hasta ahora la efectividad para controlar la transmisión y reducir la curva que va bajando hasta tener solo casos aislados».

En tanto, la directora de la OPS, Carissa Etienne, indicó que en la región de las Américas al 3 de agosto se registraron 9.7 millones de casos de coronavirus y 365 mil muertes.

«La región permanece bajo el fuerte control de la pandemia. Casi todos los países de Mesoamérica están presenciando picos en los casos de COVID-19, y muchos países luchan por manejar los picos», afirmó.

«La tendencia de la pandemia es creciente, América Latina presenta una paradoja de la salud pública, la epidemia no desaparecerá pronto».

Por: Isabella González Von Hauske


Los comentarios están cerrados.