REFORMA
REFORMA

Trabajadores de la salud protestarán mañana en ciudades de al menos 10 estados del País para exigir la liberación del médico Gerardo Vicente Grajales Yuca, quien fue vinculado a proceso en Chiapas acusado de abuso de autoridad y está bajo arresto domiciliario.

Los trabajadores de la salud consideraron que en este caso se criminaliza la labor médica y pidieron participar en las concentraciones vestidos de blanco o portando bata.

Las movilizaciones están previstas en la Ciudad de México, Guerrero, Aguascalientes, Chiapas, Quintana Roo, Campeche, Guanajuato, Colima, Chihuahua y Sonora, de acuerdo con información de la Unión Nacional de Trabajadores por la Salud (UNTS).

Además, el próximo lunes una comitiva de la UNTS sostendrá una mesa de diálogo en la Secretaría de Gobernación (Segob) para también exigir la liberación del doctor.

En una conferencia de prensa virtual, el médico Grajales Yuca agradeció las muestras de apoyo.

«No tengo cómo pagarles, de corazón les doy mil gracias. Gracias a esta situación puedo estar un poco más tranquilo en casa, con mi familia», dijo en un breve mensaje desde su hogar, donde se encuentra custodiado por policías de Chiapas.

En tanto, su abogado Antonio Járez afirmó que el médico es inocente y que fue procesado con cargos fabricados.

Sostuvo que funcionarios de la Fiscalía General del Estado (FGE) han sido negligentes, armaron una carpeta de investigación «sin pies ni cabeza» y que los testigos que han declarado contra el galeno fueron presionados e intimidados para hacerlo.

Por ello, demandó la pronta liberación del doctor Grajales Yuca.

«Llamamos al Fiscal del Estado, Jorge Luis Llaven Abarca, a tomar cartas en el asunto personalmente, a dar una sanción ejemplar a quien integró una carpeta sin pies ni cabeza.

«El doctor tiene dos policías abajo que no lo dejan salir. Está encarcelado, pero ahora en su casa. No puede trabajar. La criminalización del acto médico es un problema de salud pública», sostuvo.

El médico fue denunciado por Karen Ramírez, hija del ex líder de Mover a Chiapas, Miguel Ramírez, político que murió de Covid-19, por presuntamente pedirle comprar medicamentos para atender a su padre, cuando supuestamente sí había fármacos disponibles en el hospital.

El doctor no podrá salir de su casa durante los cuatro meses que dure la investigación complementaria.

Exigimos el alto a la reprensión, persecución y acoso laboral; a los despedidos y sancionados por exigir insumos médicos. El doctor Grajales no está solo y, si se meten con uno, se meten con todos», dijo Rafael Soto, vocero de la UNTS.


Los comentarios están cerrados.