REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Un juez federal amplió por otros 40 días el arraigo domiciliario al que está sometido José Ángel Casarrubias Salgado, «El Mochomo», presunto líder de la organización criminal Guerreros Unidos que fuera señalado por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

El Juez Penal Especializado en Cateos, Arraigos e Intervención de Comunicaciones de la Ciudad de México concedió a la Fiscalía General de la República (FGR) la continuación de la medida de retención, por una investigación por el delito de delincuencia organizada ajena al caso Iguala, reportaron fuentes del Gobierno federal.

Con esta decisión judicial, Casarrubias continuará, a más tardar el 18 de septiembre, en el Centro de Investigaciones Federales de la FGR, en la Colonia Doctores de la Ciudad de México.

El 1 de julio pasado, María del Socorro Castillo Sánchez, Juez Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca, ordenó la liberación de «El Mochomo» en una causa penal en la que fue acusado de delincuencia organizada, tras la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, ocurrida el 26 de septiembre de 2014.

Poco después, se reveló un audio en el que se escucha a un supuesto abogado y a Francelia Salgado Patiño, madre de Casarrubias, hablar de una supuesta negociación para pagar un soborno por la libertad del presunto narcotraficante.

La FGR retuvo a «El Mochomo» al salir del Penal Federal del Altiplano y consiguió una primera orden de arraigo por 40 días, que ahora ha sido ampliada.

En tanto, el Consejo de la Judicatura Federal suspendió poco después al secretario de acuerdos Marco Aurelio González, responsable del proyecto de sentencia que dio la libertad a Casarrubias.

Por: Abel Barajas


Los comentarios están cerrados.