Felipe Andrade Haro
Felipe Andrade Haro

Pandemia y misceláneo

 

Después de unos días de ausencia de estas páginas, es justo y necesario hacer una recopilación de lo más destacado en la Aldea. Sin lugar a dudas que la presentación en sociedad del libro del senador Ricardo Monreal, titulado La Infamia, causó revuelo entre los aldeanos, por el tema y el momento en que se presentó. Comentar el trato y escarnio sobre la familia Monreal, que lo llevó a ser abanderado por el PRD en 1998, trajo más de una anécdota a muchos zacatecanos que participaron en aquella campaña, histórica en la aldea, porque se desplazaba al eterno PRI de la gubernatura.

Y no nada más eso, sino la historia de esas acusaciones que siguieron por muchos años más en contra de la citada familia fresnillense, refiriendo sin pruebas su relación con el crimen organizado. De ese tamaño se hizo campaña sucia en contra de cualquier intento de que los Monreal llegaran al gobierno estatal. Más que la “Infamia” yo le llamaría la “Patanería”, porque fueron unos auténticos patanes los que salieron a acusar sin una pinche prueba en la mano (se dice que hay quienes ya pidieron perdón y se fueron de rodillas a Plateros a solicitar perdón al milagroso santo de por allá).

En nuestra cultura política, es más sencillo calumniar que reconocer. Se calumnia sin el menor rubor para ascender en las campañas políticas y, los más, lo hacen para quedar bien con el candidato y conseguir buen hueso de perro. Así ha sido en los últimos años, cuando los más feroces críticos del PRI, que se hicieron perredistas, regresaron a pedir perdón al tricolor para seguir pegados a la ubre presupuestal. Nunca olvidaron la regla de oro de su partido original: “No vivir del presupuesto, es vivir en el error”, pues, a final de cuentas, “La moral es un árbol que da moras”. ¡Chale! Neta que así de ridículos se han visto estos reconocidos miembros de la fauna política en el rancho.

¿Campañas de respeto? Pues si no estamos en Europa. Aquí lo primero que se elabora, antes que el programa e ideario político de una campaña electoral, es el catecismo del cinismo. “Búscale sus chingaderas y si no las tiene invéntalas, pero hay que tirarle con todo”, dicen los estrategas. Y a partir de ahí, sigue el rosario de estiércol listo para ser lanzado al candidato opositor, al más fuerte, al que lleva la delantera sea del partido que sea. ¿Debate de ideas? Nunca, es de lo que carecen los estrategas. Confunden, por ignorancia, calumnia por crítica. Ojalá que la inminente campaña política no se convierta en una lucha en lodo. Pero eso es mucho pedir.

Del lado de la pandemia, la aldea sigue sin entender que debe de continuar con las medidas de confinamiento, de ahí que los contagios crezcan. Los gobiernos en sus distintos niveles no siguen una política sanitaria equilibrada, pues cada quien hace lo que se le ocurre, por falta de conducción política. Es un gobierno sin cabeza el de Zacatecas. Andan más preocupados en hacer promoción política con recursos públicos que en hacer frente común contra la pandemia. Si no lo creen chequen la propuesta del gobierno estatal con respecto al festejo de la Independencia. ¿De verdad quieren hacer pachanga? ¿De verdad creen que la pirotecnia espantará al coronavirus? No, por favor, no pierdan el tiempo en discusiones bizantinas ni en encuestitas en redes sobre qué es lo que a la gente le gustaría. Creo que es muy simple la ecuación: la gente quiere paz, seguridad, empleo, apoyos, no pinches fuegos artificiales tercermundistas que en nada benefician a la mayoría de los zacatecanos.

La neta que el gobierno estatal, que ya se va, no tiene idea de lo que está pasando en la aldea. Así llegaron y así se despiden: sin neuronas. Por eso, tenemos que pensar y valorar seriamente darle la espalda al partido en el gobierno (en el próximo proceso electoral), porque de plano se preocupó más por su bienestar que por mejorar las condiciones de los zacatecanos. Se van dejando un desmadre sabroso. Pero allá ellos porque nosotros ya estamos hasta la madre y les pintaremos un violín en las elecciones. ¡Ya dije!

¡ESTE 15 DE SEPTIEMBRE HABRÁ PACHANGA PARA QUE SE CONTAGIEN DE ALEGRÍA Y CORONAVIRUS!

 


Los comentarios están cerrados.