REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El subdirector de los Servicios de Salud de Pemex, Rodolfo Lehmann Mendoza, eludió dar información sobre la situación actual de los derechohabientes de Tabasco afectados por un medicamento contaminado, así como referir la cifra «real» de fallecidos por esta causa.

Cuestionado sobre este hecho, ocurrido en el Hospital de Pemex de Villahermosa, el funcionario aseguró que no podía dar ningún dato para no entorpecer la investigación que realiza la Fiscalía General de la República (FGR).

«El gran problema que tengo es que yo no puedo hablar de eso porque, precisamente, el área jurídica de Pemex levantó un acta, efectivamente, y está en la Fiscalía General de la República. No puedo comentarles ningún dato porque entorpecería las investigaciones», afirmó al participar en la conferencia nocturna en Palacio Nacional.

«Sí vale la pena no quitar el dedo del renglón, pero no puedo contestarle nada porque, precisamente, está ante la Fiscalía General de la República este hecho, que también nos interesa mucho llegar a la conclusión y estamos esperando que ellos nos lo digan».

Desde el pasado 29 de febrero y durante las cuatro semanas posteriores, en Tabasco se registraron al menos ocho derechohabientes fallecidos y 50 más afectados por el suministro del medicamento heparina sódica, del lote C18E881, que presuntamente estaba contaminado.

Aunque Pemex reconoce ocho muertos, los familiares de los afectados afirman que las víctimas son al menos 10.

Según la empresa, el medicamento aplicado se contaminó con la bacteria Klebsiella, la cual provoca enfermedades infecciosas en la sangre y tejidos blandos.

Dos semanas después de la muerte de los primeros pacientes, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) emitió una alerta sanitaria por la contaminación del fármaco y advirtió a farmacias, puntos de venta y hospitales no utilizar ese lote.

El pasado 13 de marzo, la farmacéutica Pisa rechazó que fuera suyo el medicamento al que se le atribuyen los decesos..

La empresa aseguró que no guarda vínculo comercial con el proveedor que vendió el producto al hospital de Pemex.

La paraestatal no ha dado más información sobre el caso y sólo separó de su cargo a José Luis Oramas Vargas, quien fungía como director del Hospital de Pemex en Villahermosa.

Cuestionado también sobre falta de medicamentos y otros insumos en hospitales de Pemex para atender a pacientes con Covid-19, el funcionario negó que enfrenten esas carencias.

«Yo soy un directivo diferente, a mí sí me gusta meterme hasta en el último momento y hasta en la cocina. Yo voy a ser sincero, yo tengo la información completa, tengo los datos, invito a ir a ver en los hospitales la cantidad de material que hay, las bodegas y lo que realmente hacemos. Y digo, para evitarnos dimes y diretes, valdría la pena, con mucho gusto, checarlo», aseguró.

Por: Dulce Anahí Soto Luévano


Nuestros lectores comentan

  1. ¿Por qué no pusieron el nombre de la Periodista, que cuestionó al Doctor? ¡Se llama Sandra Aguilera!