ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

El Frente Social por la Soberanía Popular (FSSP) advirtió que los productores de frijol del estado y diversas organizaciones campesinas no permitirán que los centros de acopio y beneficiadoras de frijol de Calera y Sombrerete sean vendidas por el gobierno del estado.

En conferencia de prensa, organizaciones como El Barzón Zacatecano, Frente Popular de Lucha de Zacatecas (FPLZ), la Comisión de Frijoleros del Estado de Zacatecas y productores, informaron que presentarán un amparo para que la federación no autorice la venta de los inmuebles.

Asimismo, anunciaron la movilización y toma de las instalaciones para que no sean comercializadas, pues son espacios que deben ser para los frijoleros del estado y no para empresas privadas.

Rafael Pinedo Hernández, dirigente del FPLZ, detalló que en una sesión legislativa del Congreso del Estado durante enero se dio luz verde a la solicitud de gobierno para hacer la venta.

Marcos Pinedo Hernández, representante de la Coordinadora Integradora de Productores Agrícolas de Zacatecas, precisó que el costo de las beneficiadoras fue de 40 millones de pesos para que los productores mejoraran sus cosechas, lo que no ocurrió.

Opinó que no se deben vender a particulares, sino retomar la vocación inicial para dar valor agregado a la leguminosa y mejorar los precios.

Marcos Pinedo enfatizó que el gobierno estatal rentó las bodegas a grupos empresariales agrícolas de Nuevo León, Jalisco y Ciudad de México, dándose una fuga de capital que se pudo quedar en Zacatecas. Puntualizó que no solo es la pérdida de las instalaciones, sino también de los fideicomisos.

“Tanto la planta de Calera, como la de Sombrerete han tenido ese mal uso y aquí nace la inconformidad”, expresó.

Feliciano Lara de Santiago, presidente de la Organización de Pequeña Propiedad en Calera, aseguró que las instalaciones de esa demarcación se venderán por un precio mucho menor debido a una evaluación a modo.

Alberto de Santiago, productor y presidente de la Asociación de Áreas Agrícolas y Pecuarias de Zacatecas, aseguró que con la unidad de los campesinos zacatecanos no se permitirá que la venta de los dos inmuebles proceda.

Los inconformes advirtieron que a pesar de la contingencia sanitaria programarán protestas y tomas para hacer escuchar sus demandas, al igual que un documento al gobierno federal para evitar la venta de las plantas mencionadas.


Los comentarios están cerrados.