STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

Con la llegada del verano, es habitual que surjan dudas en torno al tipo de parrilla que comprar. En el mercado existen actualmente diferentes opciones con las que satisfacer todas nuestras necesidades. Entre ellas, destacan tanto las parrillas eléctricas como las parrillas de gas. En este caso, las primeras se han consolidado como uno de los productos más vendidos cuando se acerca esta época del año.

Entre los diferentes motivos que destacan, se encuentra lo relacionado con su eficiencia, el buen sabor que desprenden todos los alimentos que se cocinan en las mismas y su facilidad para llevar a cabo las tareas de mantenimiento. A continuación, una selección de motivos por los que decantarte por este tipo de opciones.

¿Cómo funcionan las parrillas eléctricas?

Como su propio nombre indica, las parrillas eléctricas dependen de su conexión a la red eléctrica. A través de una resistencia que se va calentando de manera progresiva se alcanza la temperatura deseada para garantizar la máxima efectividad en el proceso de cocción. Gracias a las últimas innovaciones recorridas en este sector, toda la parrilla se calienta de manera uniforme. Por lo que todo el espacio permite llevar a cabo la cocción de todo tipo de alimentos. Aprovechando al máximo sus dimensiones.

Gracias a la naturaleza de su funcionamiento, se consigue reducir al máximo la cantidad de humo que se emite a través de las mismas. Siendo una de las mejores opciones para llevar a cabo una barbacoa con amigos o con familiares. Controlando todos los aspectos que se derivan de los diferentes procesos de cocción.

Un aspecto que conviene tener en cuenta es que, a diferencia de las parrillas de gas, en el caso de las eléctricas éstas necesitan de una mayor cantidad de tiempo para alcanzar la temperatura deseada. Por lo que es conveniente llevar a cabo una planificación con el objetivo de alcanzar el mejor resultado posible.

Los diferentes tipos de parrillas eléctricas que existen en el mercado

En el ámbito de las parrillas eléctricas, son diferentes las alternativas que tenemos ante nosotros a la hora de escoger la mejor opción. Las parrillas de metal pueden suponer un desembolso económico mayor, no obstante, presentan una mayor durabilidad. Siendo una de las mejores opciones para todos aquellos casos en los que deseamos utilizar nuestra barbacoa durante los próximos años.

No obstante, otra de las alternativas que ha cobrado un mayor protagonismo durante los últimos años ha sido lo relacionado con las parrillas de plástico. Éstas pueden resultar algo más económicas. No obstante, y pese a que pueden ofrecer una gran calidad, es posible que su durabilidad se vea comprometida. Como aspecto a destacar, es importante tener en cuenta que este tipo de parrillas suelen ser mucho más sencillas de limpiar. Además de pesar menos que su alternativa en metal.

Antes de escoger entre ambas opciones, conviene tener claro cuáles son nuestras necesidades. Dependiendo de las mismas, podremos decantarnos por las diferentes alternativas que nos ofrecen los diferentes fabricantes especializados en este sector.

Sus ventajas frente a otro tipo de opciones

Las parrillas eléctricas se han consolidado como la mejor opción a la hora de decantarnos por la compra de este tipo de herramientas. A continuación, tres motivos que te ayudarán a tomar la decisión:

  • La limpieza: Mantener la limpieza de tu parrilla es fundamental para garantizar su mantenimiento. En el caso de las parrillas eléctricas, ésta resulta especialmente sencilla de llevar a cabo. Una esponja o un paño húmedo es suficiente para eliminar los restos más comunes que se desprenden en este tipo de procesos. Además, en el caso de que sean desmontables, esta tarea resultará mucho más sencilla de llevar a cabo.
  • La cantidad de humo, clave: Cuando vamos a realizar un asado, es habitual la presencia del humo. No obstante, las parrillas eléctricas desprenden una cantidad de humo muy inferior a las de carbón o las de gas. Siendo una opción especialmente destacada para llevar a cabo una barbacoa en nuestro hogar.
  • Un tamaño contenido: En el mercado podemos encontrar una gran cantidad de parrillas, cada una de ellas con diferentes características y tamaños. No obstante, en la mayoría de ellas existe un denominador en común: sus reducidas dimensiones. Gracias a las mismas, es posible instalarlas en cualquier espacio de nuestra vivienda. Incluso, en el caso de ser necesario, transportarlas para hacer una barbacoa en casa de un amigo de un familiar. Exprimiendo al máximo todas las posibilidades con las que cuentan.

Como hemos podido comprobar, no es casualidad que las parrillas eléctricas se hayan consolidado como una de las mejores opciones a tener en cuenta. En su versatilidad, facilidad de uso y el buen resultado que ofrecen encontramos tres de los diferentes motivos que han permitido alcanzar este crecimiento. Escoger la mejor opción dependerá de tus necesidades y los recursos con los que cuentes.

 


Los comentarios están cerrados.