STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

El blockchain, o cadena de bloques, suele asociarse a las criptomonedas porque ofrece un entorno seguro para hacer transacciones con moneda virtual. Sin embargo, desde el registro de la propiedad intelectual a informes médicos, es una tecnología que puede tener múltiples aplicaciones. Entender de qué manera funciona y por qué es tan segura es la clave para aprovechar al máximo esta nueva manera de almacenar datos.

¿Qué es la cadena de bloques?

El blockchain es un registro cuya información se almacena en nodos o bloques dentro de una misma red. La particularidad de este sistema es que, precisamente, forma una cadena en la que cada bloque está vinculado con su antecedente y consecuente de modo que estén conectados y los datos que contiene cada uno de ellos no puedan manipularse. Para eso, los bloques contienen un código que funciona como la huella digital de la propiedad intelectual, es decir, lo que protege la integridad de la información que allí se encuentra. La cadena entera de bloques se almacena en la red y, cuando se crean nuevos registros, la red valida y verifica la información antes de añadir ese nuevo bloque a la cadena.

¿Que garantiza su seguridad?

Como cada bloque de la red almacena información de la cadena completa, puede accederse a sus datos en cualquier momento. De la misma manera, si alguien quisiera anular parte de la información, deberá anular la cadena completa y esto es, precisamente, lo que le ofrece seguridad al entorno. Lo mismo sucede con la vulneración de los datos que allí se encuentran: al contener copias de los demás bloques, para poder alterar los datos que se encuentran en un nodo, deberán modificarse todos ellos. Por otro lado, al ingresar nuevos bloques, el nodo al que se añade se torna inalterable. De esta manera, la información que allí se almacena es permanente y perdura en el tiempo. Por último, los nodos de la cadena son verificados a través de firmas y certificados digitales que garantizan la conformación de un registro legímito, imposible de vulnerar.

Aplicaciones del blockchain

Asociado a las criptomonedas, el blockchain permite transacciones de dinero que mantienen oculta la identidad de sus participantes y, por lo tanto, ofrece un medio más seguro para enviar y recibir dinero. Sin embargo, la cadena de bloques tiene más aplicaciones, como el registro de la propiedad intelectual y los informes médicos. En cuanto a la propiedad intelectual, el blockchain ofrece el entorno idóneo para que los creadores registren sus invenciones y se generen patentes perpetuas. En relación con los registros médicos, se pueden crear informes que contengan la información de cada paciente para que el profesional pueda acceder a ellos en todo momento. Como almacena todo tipo de información, las aplicaciones de la cadena de bloques no termina allí y pronto podremos ver sistemas como estos en la transmisión de información entre dispositivos conectados mediante el Internet de las cosas e, incluso, en el mercado inmobiliario.


Los comentarios están cerrados.