REFORMA
REFORMA

CHILPANCINGO. Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa y estudiantes tomaron casetas de la Autopista del Sol para exigir la presentación con vida de los desaparecidos en Iguala.

La toma de tres casetas de peaje forma parte de la jornada de lucha que los padres de los 43 y alumnos de la Normal de Ayotzinapa iniciaron este domingo al cumplirse el próximo sábado 26 seis años de los hechos de Iguala.

Desde antes del mediodía, los manifestantes tomaron las casetas de peaje de La Venta, Palo Blanco y Paso Morelos.

A los automovilistas que viajan en ambos sentidos de la vía se les pide una cooperación voluntaria de 50 pesos.

En entrevista, Melitón Ortega quien es uno de los voceros del movimiento y tío del normalista desaparecido Mauricio Ortega, dijo que esperan que la próxima reunión que tengan con el Presidente Andrés Manuel López Obrador les aporte hechos concretos del avance de las investigaciones.

Una de las líneas que esperan que se les diga que ya están investigando, dijo, es la del 27 Batallón de Infantería del Ejército mexicano que habría participado en los hechos.

«También otro tema que vamos a exigir al Gobierno es de que nos digan dónde están los muchachos porque no vamos a permitir otra verdad histórica», expresó.

Ortega recordó que esta exigencia se la han expuesto al Gobierno federal, pero hasta el momento no les han dado una respuesta.

El activista demandó que se investigue al ex Gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, así como al ex Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam.

Además de que se detenga al ex director de la Agencia de investigación Criminal (AIC) Tomás Zerón de Lucio, quien está prófugo de la justicia en Israel.

Los padres de los 43 y normalistas continuarán con las protestas mañana lunes en Iguala y el martes 22 en Chilpancingo.

El sábado 26 realizarán una marcha hacia las instalaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) en la Ciudad de México.

Pide Obispo protestas con orden

Lo que ocurrió hace seis años con los 43 normalistas de Ayotzinapa fue una atrocidad y si hay justicia en este País, los responsables deben de ser castigados, afirmó el Obispo de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, en una misa en la cancha de usos múltiples de la Normal.

En el servicio religioso estuvieron al menos 20 de los padres de los estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

Frente a un mural con imágenes de los ex guerrilleros Lucio Cabañas y Genaro Vázquez, el primero de ellos egresado de esta Normal, y de los ideólogos Vladimir Ilich Ulianov, León Trotsky y Carlos Marx, el prelado hizo un llamado a padres y estudiantes a que las protestas que lleven a cabo sean de manera pacífica.

«Yo les pediría que estas manifestaciones fueran ordenadas y evitar realizar actos de anarquía», expresó.

La recomendación provocó la sonrisa en algunos de los dirigentes estudiantiles de la escuela y sus compañeros de nuevo ingreso.

«Es legítima su lucha para saber la verdad, esa verdad que tanto se nos ha ocultado no solamente a ustedes, sino a todos los mexicanos y al resto del mundo», dijo el Obispo.

«Existe una indignación y una rabia porque nos han dado atole con el dedo y mientras no sepamos la verdad, esto no se va a sanar».

Rangel Mendoza pidió al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador detener a todos los responsables porque hay muchos que andan libres o que estuvieron presos y fueron dejados en libertad.

«Que se detengan a los que andan en Israel», exigió en referencia al ex director de la Agencia de Investigación Criminal de la otrora Procuraduría General de la República (PGR), Tomás Zerón, quien está en ese país pero ya existe orden de aprehensión en su contra.

En su mensaje, el Obispo recordó que en el País hay miles de desaparecidos.

«Son 73 mil desaparecidos en México, creo que ya son en ese número los muertos por el Covid-19», expresó.

Rangel pidió a los estudiantes y padres de los 43 que también se solidaricen con los familiares de los otros desaparecidos.

En entrevista, mencionó que la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa no se trata de que un solo grupo de la delincuencia haya sido responsable.

En el caso, advirtió, hay intereses económicos y políticos en los que están involucrados los tres niveles de Gobierno que se protegen unos a otros.

El obispo afirmó que el Gobierno de Enrique Peña Nieto ocultó la verdad de lo ocurrido en Iguala, pero que el actual no está simulando.

«De una cosa estoy seguro es de que este Gobierno no está simulando ya que al Presidente (Andrés Manuel) López Obrador le interesa que se sepa la verdad», sostuvo.

Por: Jesús Guerrero


Los comentarios están cerrados.