REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó una nueva Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, en la cual se reconocen los bonos y los gastos de representación para los funcionarios fuera de las percepciones ordinarias.

Con modificaciones propuestas por Morena, que cambiaron 34 de 36 artículos y se adicionó un artículo transitorio, se emitieron 287 votos a favor, 57 en contra y 40 abstenciones.

El dictamen fue enviado al Senado para su revisión.

Entre los cambios de fondo está la definición de la «percepción extraordinaria», que serán los premios, las recompensas, bonos, reconocimientos o estímulos que se otorguen de manera excepcional a los servidores públicos, condicionados al cumplimiento de compromisos de resultados sujetos a evaluación.

También se consideran los pagos de horas extras y demás asignaciones de carácter excepcional.

En la nueva ley, que se discute por tercera vez en dos años, luego de amparos y controversias constitucionales, se reconoció al Poder Judicial y al Poder Legislativo, así como a los entes autónomos, la atribución de regular sus remuneraciones.

Además, en la ley se indica la lista de los titulares de los entes públicos que se sujetarán a los tabulares de percepciones ordinarias y extraordinarias.

En comparación con el dictamen original, en la lista rasuraron al Banco de México, Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad, el Comisión Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, órganos reguladores de Energía y las universidades autónomas.

Por: Claudia Salazar


Los comentarios están cerrados.