Felipe Andrade Haro
Felipe Andrade Haro

El Rey tiene al enemigo en casa

 

Había una vez un Rey medio torpe, pero en el fondo (muy en el fondo) sentía que era buena onda. Ésta es una de tantas historias.

SEGUNDO ACTO. El Rey se prepara para una entrevista.

ESCENA II

-Rey: Pues ya estoy preparado para que me entrevisten esos buitres. No saben agradecer todo lo que los apoyo. ¡Guardia!

-Barón de Salas: Usted me disculpará que no le acompañe, milord, pero tengo examen de Principios Elementales de la Filosofía Pre-Socrática.

-Rey: Vas a reprobar, burro. ¡Guardia!

Llega el guardia ante los gritos del monarca.

-Guardia 1: ¡Cómo muelen, chingao! ¿Qué no sabe que es la hora del lonche, según el contrato colectivo de trabajo? Respete la ley.

-Rey: ¡Ahhhh, disculpe su excelencia, no me acordaba! Puede regresar a tragar y cuando se desocupe aquí lo espero.

-Guardia 1: A ver ¿dijo tragar? Se puede saber, si no es molestia ¿en qué sentido lo dijo?

-Rey: Pues que te vayas a hartar de tacos, que es lo que comes.

-Guardia 1: Pues debo decirle, ya que es usted un safio, nesciente, lego, inculto y rústico, que aquí sólo traga la nobleza. La gente del pueblo come y si le entramos a los tacos es para lo único que alcanzamos gracias a las políticas económicas de su gobierno y a las raterías y corrupción de su amigo el que se fue sin recibir el castigo que merecía. ¿Satisfecho?

-Rey: No, pues dicho de esa manera qué te puedo responder. ¡Ahh, ya se! Pasa a la Caja Real y que te den 5 ducados de aumento quincenal. Y para que no se diga que no hay autoridad, te vas derechito a…

-Guardia 1: ¡Tranquilo que yo me sé unas más grandotas!

-Rey: Derechito al calabozo. Estás arrestado 15 días por baboso. ¡Cúchila de aquí, güero!

-Barón de Salas: ¡Habrase visto semejante lépero! Debería mandarlo con el verdugo, milord.

-Rey: Por eso yo soy el rey inútil. Y tú cúchila a tu examen de la tabla del 1.

Sale El Rey a su entrevista de prensa. El salón de palacio listo, hay bocadillos para los mejores paladares y buen vino. El Rey se acomoda e inicia la entrevista.

-Entrevistador 1: Majestad, ¿es cierto que usted ya tiene gallo para las próximas elecciones?

-Rey: ¡Quién fue el jijo de toda su… que dijo eso! Ya lo he dicho muchas veces y lo repito: ¡No meteré las manos en el proceso electoral, soy respetuoso de la ley y de las instituciones! Cuando gané la elección no hubo mano negra, ni dinero mal habido, gané porque ofrecí la mejor propuesta, el “Contrato Por el Reino”.

-Entrevistador 2: ¿Su partido va a perder las elecciones?

-Rey: ¡Dios te socorra, méndigo! Quiero decir, en una democracia se gana o se pierde. Creo que Federico García Márquez dijo que las victorias y las derrotas no son para siempre. Así que mi partido está preparado para lo que venga. Eso sí, dejaré un gobierno limpio y honesto, así como yo.

-Entrevistador 3: ¿Su vieja irá de candidata?

-Rey: ¡Vieja tu abuela, méndigo! Y ya dije que no, no y no. Ya compramos una casita en los Alpes suizos para descansar de tanta friega. Merecido lo tenemos después de haber aguantado 5 años a la prole.

-Entrevistador 2: Oiga, majestad ¿y está contento con la marcha de su equipo de futbol, el América?

-Rey: Pero ¿qué acabas de decir, hijo de Joserra? Eso lo serás tú y déjate venir que te la parto.

-Entrevistador 1: Serénese, milord, fue una broma estudiantil aquí del compañero para romper un poco el hielo. Dígame, ¿está usted de acuerdo con la Alianza?

-Rey: ¡Claro! El Arca de la Alianza nos ha enseñado que todos debemos ser hermanos y portarnos bien para irnos al cielo. Y con el candidatote que tenemos vamos a arrollar. No nos van a ver ni el polvo, porque tenemos candidato y proyecto y…

Llegan los guardias y se llevan a El Rey, quien sigue echando vivas a la alianza.

-Guardia 1: A ver ¿qué le dijo el bruto del Barón de Salas? Pero no, ahí anda diciendo burradas. Usted de plano ya no tiene remedio. ¡Que los Alpes Suizos! Juar, juar, juar. A menso nadie le gana. ¡Guardia 2!

-Guardia 2: ¿Qué pasó?

-Guardia 1: Cargue con el panzón y enciérrelo en el palacio unos dos meses por bestia. Ah y nada de tele, por tonto.

¡ARCA DE LA ALIANZA, RUEGA POR NOSOTROS, ALIANZA OPOSITORA… RUEGA POR ELLOS!

 

 


Los comentarios están cerrados.