ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Juan Luis Santos de la Cruz, docente de la Universidad Académica de Agronomía de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), explicó que el suelo agrícola zacatecano se ha degradado por la explotación de temporal, así como por la erosión hídrica y eólica.

Con la conferencia “Los suelos y el bienestar humano”, participó en las actividades programadas en la agenda de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) por el Día Mundial de la Alimentación.

En ésta, precisó que en Zacatecas la explotación de superficies de temporal por más de 80 años ha degradado la calidad orgánica de la superficie, lo cual ha influido en la pérdida de autosuficiencia alimenticia.

De manera remota, ante alumnos y docentes de diversas instituciones de educación del estado y del país, puntualizó que la agricultura industrializada ha dañado el suelo y esto ha generado alimentos con bajo valor nutrimental.

Agregó que la utilización de formas convencionales de agricultura no ha permitido que exista una recuperación orgánica del suelo.

Detalló que estas problemáticas existen a nivel mundial, pues las grandes industrias que utilizan el suelo de para la producción de alimentos de manera exponencial, han normalizado el uso de agroquímicos y pesticidas que dañan el suelo.

Este tipo de productos, añadió, no nutren por el exceso de químicos utilizados, e incluso, pueden resultar contraproducentes para la salud humana.

Opinó que no es lo mismo un jitomate orgánico que, aunque no cumpla con los estándares de tamaño y color impuestos por el mercado de las grandes industrias, nutre más que diez de gran tamaño, “la salud del humano depende de la salud del suelo”.

Asimismo, advirtió que el crecimiento poblacional demanda grandes producciones que rebasan a los productores locales en tiempos y precios, además de que al ser forzadas ponen en juego la salud.

La agenda de la FAO, refirió, dicta acciones para la producción de alimentos sanos con alternativas de producción desde el origen local para darle preferencia a estos cultivos orgánicos.

Reiteró que las grandes empresas agroalimentarias, ya no tienen productos sanos, pues los residuos químicos que acortan los ciclos son engañosos y generan enfermedades crónico-degenerativas.

Aseguró que con un desarrollo sustentable se puede garantizar acortar la hambruna del mundo, con la concientización a las grandes empresas y gobiernos.

Otra alternativa, incluso en el entorno urbano, propuso, es la producción de los propios alimentos en huertos de traspatio o caseros.

Reconoció que la población va en crecimiento y necesita más alimentos, sin embargo, hay países a los que les sobra y no hay un equilibrio con los que no tienen.

Como alternativa, la FAO, ha propuesto subsidios y apoyos a los productores para que los alimentos sean de buena calidad alimenticia y más baratos para su fácil acceso.

Informó que desde la Unidad Académica de Agronomía de la UAZ hay ingenieros agrónomos que están comprometidos con producir alimentos sanos, a buen precio y libres de agentes dañinos para la salud.

Concluyó que para una recuperación de espacios orgánicos que contribuyan a una correcta alimentación es necesario el esfuerzo de gobierno y empresas para construir sistemas alimentarios sanos.


Los comentarios están cerrados.