REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió una inusual disculpa en su conferencia mañanera de este martes.

Y es que se refirió al narcotraficante Joaquín Guzmán Loera como «El Chapo», alias del líder del Cártel de Sinaloa desde hace décadas, pero inmediatamente después rectificó.

«Se llegó a decir que ‘el Chapo’ estaba entre… no me gusta decirle así, Guzmán Loera, ofrezco disculpas, estaba entre los hombres más ricos del mundo», expresó.

Al hablar de protección institucional y delincuentes de «cuello blanco», incluso dijo que, en términos beisboleros, Guzmán Loera no era de grandes ligas, sino de Triple A.

Esto a pesar de que el delincuente fue el más buscado en México y EU, traficó cientos de toneladas de drogas y amasó una fortuna valuada en 14 mil millones de dólares.

«Yo dije en su momento que no, no, no, hablando en términos de béisbol, cuando mucho jugaba en Triple A, pero no en Grandes Ligas», dijo en Palacio Nacional.

«Los que estaban en Grandes Ligas no aparecían, o sea, no eran tratados de esa manera».

El Mandatario, quien durante una gira por Sinaloa saludó personalmente a la mamá de «El Chapo», subrayó que es indispensable tener una frontera entre autoridad y delincuencia.

«Y aquí incluyo a la delincuencia común y a la delincuencia de cuello blanco, porque se padecían de las dos en el Gobierno», acusó.

El Presidente dijo que va seguir cuidando que no haya «García Lunas» en el Gobierno, en alusión al ex Secretario de Seguridad preso por narcotráfico en EU.

«Y que no se presenten casos bochornosos, vergonzosos, como los que estamos ahora padeciendo por la detención del Secretario de la Defensa», amplió.

«Entonces, vamos a cuidar eso, lo vamos a seguir cuidando. No quiero presumir, pero no somos iguales».

Por sus nuevos dichos sobre «El Chapo», el tabasqueño ha sido blanco de críticas en redes sociales, incluso del ex Presidente Felipe Calderón.

«¿Y cuándo pedirá disculpa los mexicanos a los que él mismo ha puesto apodos?», cuestionó el ex Mandatario.

El 17 de octubre de 2019, López Obrador ordenó liberar a Ovidio Guzmán López, hijo de «El Chapo», tras el llamado «culiacanazo».

Por: Antonio Baranda


Los comentarios están cerrados.