MIRIAM SERRANO | NTRZACATECAS.COM
MIRIAM SERRANO | NTRZACATECAS.COM

Emma Lisset López Murillo, diputada local de la LXIII (63) Legislatura y presidente de la Comisión de Desarrollo Económico, Industria y Minería, informó que se llevó a cabo el primer foro de minería, con el objetivo de escuchar todas las voces involucradas en el tema, para tomar la mejor determinación con relación a un dictamen que está pendiente.

Precisó que en julio, en Comisión Permanente, los diputados Gabriela Pinedo Morales, del Partido del Trabajo (PT), y Jesús Padilla Estrada, de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), presentaron una iniciativa de punto de acuerdo para exhortar a la Secretaría de Economía del Gobierno de México para que ya no se otorguen más concesiones en el territorio nacional, y que se declare área protegida al municipio de Mazapil.

Sostuvo que, derivado de dicha iniciativa, directivos de varias mineras solicitaron sostener algunas reuniones con los legisladores locales, para exponer su punto de vista y revisar el sentido del dictamen.

Por lo anterior, se tomó la determinación de realizar dos foros, el primero de ellos fue este miércoles para darle la voz a quienes se sienten aludidos con la iniciativa, por lo que participaron directivos de diversas mineras, como Newmont, Fresnillo PLC, Frisco, Camino Rojo, Clúster Minero, la Cámara Minera de México (Camimex), el Consejo de Desarrollo Económico, además de la Secretaría de Economía (Sezac).

El objetivo fue abordar la discusión sobre el punto de acuerdo y aportaron algunos elementos, sobre todo en el tenor de los beneficios que aportan, tanto a la entidad, como a la Federación, con el pago de impuestos, la generación de fuentes de empleos, entre otras aristas de interés.

Comentó que en el siguiente foro, que pretende realizarse en noviembre, será para darle voz a los habitantes de la zona de Mazapil y a los promoventes de la iniciativa para que la Comisión tenga los elementos necesarios para emitir un dictamen, antes de que finalice el periodo ordinario.

La diputada local comentó que fue importante conocer cómo trabajan las empresas, qué ofrecen a sus trabajadores y al propio estado de Zacatecas.

Las empresas mineras coincidieron en que el dictamen no debe ser aprobado, toda vez que, al declarar a Mazapil como área natural protegida, lejos de ser un beneficio para la demarcación, sería en detrimento, dado que se perderían empleos, recursos y apoyos, incluso de la Federación, además de inhibir la inversión, al generarse incertidumbre jurídica.

El representante de la Camimex, Christopher Ávila Mier, aseguró que algunas aseveraciones de la exposición de motivos de la iniciativa no tienen sustento, pues el espacio nacional concesionado a las mineras es menos de .1 por ciento, por lo que solicitó que el sentido del dictamen sea en sentido negativo, porque resultaría un agravante para el sector en su conjunto.

Asimismo, el titular del Clúster Minero, Ignacio Castrejón Valdez, destacó la pérdida de empleos, al resultar el sector minero uno de los principales empleadores, a su vez, participan proveedores que subcontratan a más trabajadores, convirtiéndose en una cadena laboral importante.

En este mismo tenor, Fernando Bárcena Pous, secretario de Economía, expuso que lo ocurrido en Salaverna no es motivo suficiente para promover dicha iniciativa.

Por lo anterior, precisó que el reto está en cerrar el círculo de la sustentabilidad, primero con la minería, a través de actividades agroindustriales, con la explotación de los recursos naturales de manera inteligente y, destacó que, “si en el pasado con la actividad minera, otras empresas, en otras circunstancias, en otros tiempos, hubo algún tipo de agravio, habrá que platicarlo y reconstruirlo”.

Padilla Estrada, uno de los diputados promoventes de la iniciativa, aseveró que empresas como Gold Corp disponen de desorbitantes volúmenes de agua, “que nos los maneja el uso público urbano, mientras que los municipios andan batallando”.

La diputada Gabriela Pinedo Morales increpó a Bárcena Pous, al decirle que, en vez de defender a la sociedad zacatecana, se dirija como representante de las empresas privadas, al tiempo que señaló el saqueo que han realizado estas empresas y el daño al medio ambiente.

Se dijo consciente de toda la riqueza que genera la minería, pero también advirtió que dicha riqueza no se queda en Zacatecas y que, aunque haya nuevos empleos, los salarios son de “hambre”.

Arguyó que no están en contra del desarrollo, pero “no a costa de la dignidad del pueblo zacatecano, no a costa de la salud, no a costa de la vida y del medio ambiente”.


Los comentarios están cerrados.