REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Investigadores del Tecnológico de Monterrey informaron que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) decidió no renovar el convenio de colaboración con la institución, lo que pone en un alto riesgo los estímulos económicos que a través de acuerdos individualizados reciben los integrantes del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Según el mensaje publicado en redes sociales, el Conacyt notificó de manera institucional a la escuela que no se renovará el convenio, aunque los académicos no han recibido un aviso de forma individual.

«Fuimos informados por parte de nuestra institución (el Tec) de la decisión del Conacyt de no renovar el convenio institucional con el que actualmente cuenta el Tecnológico de Monterrey, lo que pone en un alto riesgo los estímulos económicos que a través de convenios individualizados, recibimos de acuerdo con el nivel que hemos alcanzado en el SNI», apunta la publicación.

«Si bien la cancelación del estímulo económico aún no nos ha sido notificada en lo individual como investigadores, consideramos que una medida de tal naturaleza implicaría una afectación clara de derechos y un trato discriminatorio. Lo anterior, debido a que, sin importar a qué institución educativa pertenecemos, sea esta pública o privada, todos los integrantes del SNI somos una comunidad, hermanada en nuestro aprecio por la ciencia y el conocimiento, que servimos al presente y al futuro de México».

El Reglamento del SNI estipula que los investigadores de instituciones privadas pueden recibir un apoyo económico cada mes si la institución a la que pertenecen suscribió un convenio de colaboración con el SNI.

Como reconocimiento a su trabajo de investigación científica y tecnológica, el monto que cada miembro del SNI percibe al mes va desde los 7 mil 923 pesos para un Candidato a Investigador Nacional hasta los 36 mil 976 pesos para un Investigador Nacional nivel 3.

Los académicos del Tec de Monterrey señalaron que muchos de ellos optaron por un plan de vida dedicado a la investigación, por lo que depende del apoyo que otorga el Conacyt a los miembros del SNI, quienes deben someterse a evaluaciones para ingresar o permanecer en el sistema.

«Este tipo de decisiones podrían generar la pérdida de perfiles valiosos, no sólo para las instituciones, sino para la sociedad misma», señala el mensaje firmado por 508 investigadores.

El Tec de Monterrey es la institución de educación superior privada con el número más alto de miembros del SNI, con 590 investigadores, de acuerdo con el Estudio Comparativo de Universidades Mexicanas (Execum) de la UNAM.

Los investigadores del Tec llamaron al Conacyt a restablecer el apoyo a todas las personas que forman parte del SNI.

La semana pasada, miembros del SNI del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) informaron que enfrentan la misma situación.

A principios de octubre, la Universidad Iberoamericana también dio a conocer que el Conacyt no renovará su convenio de colaboración.

Por: Tonatiúh Rubín


Los comentarios están cerrados.