REFORMA
REFORMA

El diputado federal Porfirio Muñoz Ledo inició la ruta legal para impugnar el triunfo de Mario Delgado como presidente nacional de Morena.

El aspirante a la dirigencia nacional presentó este lunes un recurso ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del partido sobre el exceso de recursos por parte del coordinador parlamentario, así como el uso indebido de su cargo y la violación a los estatutos.

En las próximas horas, informó, también impugnará ante el Tribunal Electoral el resultado de la tercera encuesta, en la que Delgado registró una ventaja de 17 puntos.

En entrevista, el legislador aseguró que sigue presentando pruebas ante otras instancias, como la Auditoría Superior de la Federación, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales sobre las ilegalidades que cometió su adversario.

Insistió en que su lucha jurídica también es moral, pues no permitirá acabar su carrera política como «un agachado», y traicionando todos los principios por lo que luchó.

«Hay tanta ilegalidad que se pisa por todos lados porque es como un ciempiés», apuntó.

Aseguró que no lo pueden acusar de romper al partido, al contrario, dijo, un partido cuyo slogan es «la austeridad republicana» no puede permitir un atropello como éste.

Incluso, dijo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador debería, «con sus métodos», investigar cuánto costó la campaña de Mario Delgado, así como lo hizo cuando Enrique Peña Nieto fue candidato del PRI y evidenciaron sus excesos.

Insistió en que el INE no hizo su trabajo de fiscalización, y sólo se limitó a decir que bajarán los espectaculares, cuando debió ir a tomar muestra del exceso derroche de su adversario.

También acusó que en cuanto supo el resultado de la tercera encuesta, Delgado mandó delegados a todo el País para comenzar con la negociación de candidaturas.

En un mensaje en sus redes sociales, afirmó a los militantes de Morena que no hora de festejos y menos de componendas, sino de reflexiones y acciones consecuentes.

«Las bases del partido han sido humilladas una vez más, han recibido escasos beneficios y numerosas imposiciones a cambio su sincera, pero no inocente lealtad.

«Nuestros militantes están hartos de arreglos cupulares en los que se reparten impuestos partidarios, cargos de elección popular, prebendas y canonjías, me lo han dicho cara a cara. Indigna el cinismo y la corrupción con la que personeros advenedizos pretenden apoderarse del partido asociados con criminales», apuntó.

…rika Hern·ndez
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.