NO LE SAQUEN

Hasta los más ponzoñosos reconocen al secretario de Seguridad, Arturo López Bazán, por una mayor apertura y su comparecencia pudo ser muestra de la buena voluntad de las autoridades (todas) en turno… hasta que llegó al Congreso del Estado.

Resulta que diputados de la Comisión de Seguridad decidieron cerrar las puertas al informe del nuevo funcionario, lo que fue bastante criticado por los interesados y aprovechado por los quejosos. Pues ni que fueran escondidas.

Al oportunamente recordar que el relevo llegó luego de acuerdos con Alfonso Durazo, aún mero mero de la Seguridad en la 4T, el diputado Omar Carrera, de Morena, apuntó a Eduardo Rodríguez, del PRD, y los que le siguieron, temerosos de “indiscreciones”. Hicieron lo propio desde el gobierno del estado y es que, en éste y otros temas, hay que entrarle, pero todos.

 

PROTEGIDOS

No por nada, advierten los venenosos, el titular de la SSP dio cuenta de los elementos asignados a seguridad personal, sobre todo para actores políticos. En la lista hay alcaldes, legisladores y ¡hasta ex gobernadores! Eso sí, que todo legal.

Apenas unas horas después de que se resaltara que, entre emergencia sanitaria y violencia, no se puede poner un policía a cada ciudadano (no a todos), López Bazán reveló que uno de los que goza de este beneficio ¡y con dos uniformados! es Miguel Alonso. No se la vayan a aplicar.

También saltó que el senador José Narro, pues muy pueblo, pero bien cuidado. Otro es el alcalde de Ojocaliente, Daniel López, luego de que viera los balazos “de cerquita”. En la misma situación está la presidente municipal de Apulco, Yanet Morales, quien, desde que fue amenazada, nomás se le ve a distancia. Hay de casos a casos.

 

BIEN CUIDADO

Pero el más resguardado resultó ser el diputado priísta Luis Esparza. Con un número de efectivos para su seguridad que no los tiene ni Alonso Reyes, el legislador está entre los actores políticos que, por mandato judicial, camina protegido, y seguramente así será en su búsqueda de la reelección, para el distrito de Jerez, donde presume que “ya se vio”.

Dicen en su propio equipo que, ante el optimismo basado en el mega bloque del TUMOR, a Esparza Olivares ya le tienen preparada una campaña tipo Marco Flores, aspirante a la candidatura por el PAN, o sea: con todo y chaleco antibalas.

Harto curioso resultó para las víboras parlamentarias que quien cuestionara al secretario Arturo López sobre los comisionados fuera ¡el propio diputado tricolor! Todavía no se sabe si por descuidado o preocupado pues, con la imprudencia, no lo vayan a dejar en riesgo, más que lo que él mismo.

 

A TIENTAS

En los pasillos de Salud, la respuesta ante la ola de contagios dejó más intrigas que alivios. Mientras el gremio clama apoyo, llora pérdidas y exhibe incumplimientos, la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ), todavía con Gilberto Breña al frente, anunció que ahora sí va a hacer que se cumpla… lo que ya se debía cumplir.

Nomás que vienen las campañas. Entre las medidas destacó que “ningún partido podrá realizar actividades sin protocolos”, lo que es perfectamente ignorado por quienes andan en sus propios enjuagues. Aunque alcanza a todos, justo este lunes se vio en amena comida a varios panistas, encabezados por su presidente estatal, Noemí Luna. Sus preocupaciones son otras.

Entre los invitados estaba el alcalde de Tlaltenango, Miguel Varela, mientras en otro punto de la ciudad, habitantes de Cicacalco protestaban por el conflicto por el relleno sanitario que la SAMA, con Luis Maldonado (oootro de los todavía), no ha podido parar. Pero que se pongan de acuerdo.


Los comentarios están cerrados.