ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

Las medidas restrictivas para la venta de bebidas alcohólicas representaron otro golpe para los restaurantes y las ventas cayeron entre 35 y 40 por ciento, aseguró Carlos de la Torre García, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) de Zacatecas.

“Esto es muy catastrófico para el sector puesto que estábamos vendiendo entre 45 y 50 por ciento, en comparación con 2019; si le bajas 35 por ciento volvimos al 15 de venta”.

Expuso que ya son ocho meses de restaurantes que cerraron 70 días, que trabajan a “medio gas” y estas medidas del gobierno del estado fueron tomadas por empresarios que no cumplieron con las medidas de salud y horarios de cierre.

“Nos pegará durísimo en el último trimestre del año, que es el mejor para nuestras ventas; se verán mermadas 15 días por esta restricción”.

Afirmó que el gremio restaurantero se enteró en la conferencia del gobernador Alejandro Tello Cristerna, “como toda la ciudadanía, lamentablemente no hubo un previo aviso ni consenso; no lo esperábamos ni estábamos preparados para esto”.

Detalló que estas medidas se aplicaron en un fin de semana de quincena, puente y donde esperaban recuperar ventas por la llegada de turistas.

“Reitero, esto nos pegó durísimo, estamos muy afectados y a lo que nos llevará es a que más restaurantes se vean en la necesidad de cerrar”.

Informó que se tiene una estimación de que en Guadalupe y Zacatecas hay 2 mil 100 comercios dedicados a la venta de alimentos, de los cuales a inicios de 2020 Canirac tenía afiliados a 250.

Precisó que de agremiados en Canirac cerraron 35, pero se estima que en la zona metropolitana 300 comercios bajarondefinitivamente sus cortinas ante la crisis económica generada por la pandemia.

“Con esta realidad que estamos viviendo en nuestras ventas, al cierre de año aumentarán lamentablemente los cierres, a nivel nacional han sido 90 mil restaurantes y si siguen las medidas podremos llegar a 120 mil”.

Aseguró que ningún comercio afiliado a la Canirac incumplecon los protocolos, horarios y aforo, por lo que no han sido sancionados.

“Lo que le decimos al gobierno es que mejor apliquen sanciones a los restaurantes que no cumplen, no de recaudación, sino de suspensión de operaciones por los días que ellos definan”.

Sin gente

Otro sector que resultó afectado fueron los comerciantes del tianguis de Día de Muertos, ya que la gente no llegó y se registraron pérdidas de hasta 90 por ciento en comparación con 2019.

Tengo 26 años poniéndome cada año en los panteones, este año no se pudo por la contingencia y que los cerraron; acá en el boliche la gente no vino”, declaró Silvia Rodríguez, vendedora de flores artificiales.

Detalló que en cuatro días no ha sacado la inversión que hizo en las flores y coronas, ni siquiera lo de la plaza, que eran 900 pesos que tienen que pagar al Ayuntamiento de Zacatecas.

Afirmó que al medio día del 2 de noviembre no había vendido ni 100 pesos, cuando anteriormente “ya hubiera tenido a la gente amontonada y trayendo más mercancía”.

Consuelo, quien puso un puesto de máscaras, disfraces y decoración, precisó que aunque registró ventas fueron muy bajas en comparación con el año pasado.

“Aquí la gente que viene llega a comprar, cuando es allá abajo mucha gente solo va a pasear, no me quejo de las ventas que he tenido, pero nos afectó el cierre del panteón”.

Detalló que lo más vendido fue el maquillaje y algunas máscaras, sin embargo, la caída en las ventas fue de 80 por ciento.

Los pocos puestos que corrieron el riesgo de acudir lucían con pocos clientes, a pesar de ser 2 de noviembre.


Los comentarios están cerrados.