CUQUIS HERNÁNDEZ Y ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ Y ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

ESTADOS UNIDOS. “La preocupación de la noche del martes se convirtió este miércoles en esperanza y júbilo, al conocer los resultados de las votaciones que estarían favoreciendo al demócrata Joe Biden, de quien la comunidad migrante, los 11.5 millones de indocumentados, los mexicanos y los dreamers mucho esperan”, expresó Guadalupe Gómez, presidente de la Federación de Clubes de Zacatecanos del Sur de California.

“Se está mirando ya la luz al final del túnel para la campaña de Biden con los votos que le favorecen en Arizona y Nevada, y puedo decir que mucha gente espera que gane el partido demócrata”, pues tan sólo los mexicanos otorgan 68 por ciento de los votos al demócrata, lo que les dará el derecho de exigir que atienda los temas importantes, basados, principalmente, en el tema de la migración.

Efraín Jiménez, coordinador del Consejo de Federaciones Zacatecanas en Estados Unidos, expresó que, definitivamente, la llegada de Biden a la presidencia “sería un logro para la comunidad migrante”, ya que prometió que durante los primeros cien días promoverá una reforma migratoria integral.

“Y eso es música para los oídos”, que se reconozcan las contribuciones, tanto de los migrantes desde su destino de origen, como lo que aportan en Estados Unidos para el desarrollo y la economía, “por lo que ya es tiempo de que se valoren sus aportaciones, sería un logro y trabajaría muy bien con México, a pesar de la mala opinión que se tiene, pues Biden daría mucho margen para mejorar”.

A su vez, Miguel Huerta Villalpando, presidente del club Ranchos Unidos, perteneciente a la Federación de Zacatecanos de Fort Worth, Texas, declaró que esperan la victoria del candidato demócrata, y dijo no comprender a los latinos que aún apoyan a Donald Trump.

“Esperemos que las elecciones favorezcan al Partido Demócrata y nos favorezca; faltan votos distritales, pero Donald Trump va atrás de Biden”.

Calificó este proceso electoral como el más cerrado y con mayor participación de ciudadanos, que vive desde que llegó a Estados Unidos.

Coincidió con Efraín Jiménez, quien, además de resaltar el cuantioso número de votos que se presagia, podría rebasar los 10 millones y atraería a otro tipo de votantes, los que nunca pensaron participar en una elección, como los que viven en los barrios del este de Los Ángeles, los cholos o las pandillas.

Además, dijo, “crea una nueva conciencia entre la gente que sale a votar, ahora han visto una nueva expresión de cómo generar ciudadanía”.

También, informó que en Los Ángeles se restituyen los derechos del voto de los que fueron encarcelados por delitos menores; esta ley se eliminará, por lo que hubo más aporte de sufragios.

“Esta elección de 2020 es más importante por el grado, no sólo de polarización, sino, también, de concienciación y por generar una educación cívica.

No es tiempo de sacar el tamborazo

Pese a la esperanza de que Joe Biden gane estas elecciones, para Guadalupe Gómez es mejor mantener la cautela, tal como la mantiene hasta ahora el candidato demócrata, quien continúa siendo prudente, pues recordó cuando George Bush ganó con una diferencia de 540 votos en La Florida.

“Aquí todo puede suceder, nadie puede cantar victoria en estos momentos”; y al estilo mexicano, a manera de broma, expresó que “todavía no es tiempo de traer el tamborazo de Lobatos, Zacatecas (para el festejo)”.

Reiteró que los migrantes mantienen la esperanza de que Biden gane esta contienda electoral, ya que sacó un sentimiento que estaba escondido en mucha gente, pues Donald Trump, a quien se refirió como “este personaje se dio el lujo de ofender y denigrar a los migrantes, a pesar de todas las contribuciones que hacemos”.

Recordó lo que ellos hacen por la economía de Estados Unidos y, todavía, el desarrollo que generan con su trabajo en sus localidades de origen, y “también alguna que otra remesa allá (en México) que, al son de la tambora, envía alrededor de 40 mil millones de dólares”.

Eso, hasta ahora, lamentó, “no les ha permitido ser dignos de recibir ni un beneficio a cambio, ni siquiera con el actual gobierno federal en México, con quien no han podido reunirse, pese a que también quieren ser parte del desarrollo de su país de origen”.

Elecciones totalmente apasionadas

Efraín Jiménez consideró que estas elecciones son totalmente apasionadas, tanto en participación como en atracción de votantes.

Aunque todavía no pueden cantar victoria, ya que esto sin duda se irá a la corte, al ganar los demócratas tendrán una obligación moral, pues ya les quedó claro que si con Obama finalmente no pudieron lograr una reforma migratoria, esta vez puede ser realidad.

“Lo bueno de Estados Unidos es que hay un alto nivel de confianza en las instituciones y esto sería un reto, una prueba de fuego para la Suprema Corte de Justicia que hoy es mayoritariamente conservadora, toda vez que Donald Trump ha advertido que no aceptará lo que ha calificado ya un fraude electoral, si los números no le favorecen”.

Ahora lo que falta, expresó Jiménez, es que los demócratas también igualaran en el Senado con 50-50, “lo que todavía  es posible de que pueda suceder, pero es como un tiro de larga distancia”, pero si lo logran, con el voto de la vicepresidente Kamala Harris harían el desempate, lo que avizoraría cercana una reforma migratoria.

“Lograr la legalización de miles de indocumentados, consideró, ayudaría mucho al fortalecimiento de las instituciones y de las familias, con lo que México se vería también enormemente beneficiado, pues, ya con documentos, los migrantes ganarían mucho más dinero, lo que se vería reflejado en el envío de remesas. Con Trump ha sido desafortunado pues tienen a un presidente muy mentiroso, lo que incluso provocó que estas elecciones se tornaran tan polarizadas y tan divididas”.

Comunidad protegida

Miguel Huerta puntualizó que durante la jornada de votaciones hubo una gran afluencia de latinos que tienen el derecho de votar, por lo que acudieron a las urnas electrónicas, así como la nueva modalidad por correo.

“La comunidad migrante se va a sentir más protegida por Joe Biden que si seguimos con Trump, porque aun siendo ciudadanos americanos hay resentimiento de los anglosajones que simpatizan con él”.

Dijo respetar a los latinos que apoyan al actual presidente, a pesar de las declaraciones que incitan al odio y a la división ciudadana. Sin embargo, “hay muchos simpatizantes del actual presidente, Trump, pero en ciudades de Texas como San Antonio, Austin, Houston y Dallas, tenemos mayoría demócrata”.

Reiteró que ha sido un proceso tardado, en el que se siguen contabilizando los votos y la comunidad migrante está a la espera de que no se concrete la reelección de Donald Trump. En este punto, coincidió con Rosalva Ruiz, presidente de la Federación de Clubes de Zacatecanos Unidos en Illinois, quien dijo que va para largo, pero todavía mantiene la esperanza de que gane Biden Harris.

Al cierre de la edición, Joe Biden iba a la cabeza con 264 votos electorales, y Donald Trump con 214, de los 270 necesarios para ganar la contienda.


Los comentarios están cerrados.